Como todos los años por estas fechas, ha empezado el aluvión de filtraciones del nuevo iPhone. Apple había sido una compañía en la que imperaba el secretísimo hasta que Gizmodo se hizo con un iPhone 4 en un bar mucho antes de que saliera al mercado. Eso ocurrió en 2010. Desde entonces, con la excepción del 4S, que ya se rumoreó que podría aumentar el tamaño, hemos podido ver prácticamente al 100% el nuevo modelo antes de su presentación.

Cada vez se hace más difícil mantener en secreto nuevos terminalesTanto el iPhone 5, como 5S y 5C pudieron verse completamente, desde el dispositivo en sí hasta el empaquetado. Pese a que Tim Cook aseguró que harían esfuerzos para asegurar que se mantendrían a salvo nuevos productos, la realidad es que sólo ha podido llevarse a cabo en software, ya que se desarrolla al completo en Cupertino. En cambio, con el hardware hay un problema derivado de la producción deslocalizada, y es que muchos empleados de las factorías pueden acceder al terminal durante su proceso de fabricación. Eso provoca que de una manera u otra se pueda filtrar a la prensa, y cuando hay tanto interés como con el iPhone 6, aún más.

En las imágenes que hoy nos trae Macfixit, no hay ningún detalle que no hubiéramos observado antes, pero sí se aprecian con más nitidez los anteriores. Así, empezamos a tener la sensación de que podríamos estar frente a un prototipo muy avanzado o prácticamente frente a la versión final del dispositivo, ya sea iPhone 6 o estrene nuevo nombre.

Como ya comentó mi compañero Javier, llama la atención como el botón de encendido ha pasado por primera vez desde el iPhone original a un lateral, medida que Apple habría tomado para que el acceso al encendido fuese más sencillo tras incrementar el tamaño del iPhone 6 hasta las 4.7 pulgadas. También se vuelve a ver que se eliminaría físicamente el Dual LED que incorporó el iPhone 5s, y es una de los aspectos que más controversia puede generar, ya que Apple no suele modificar funciones de un año a otro. Por ello pensamos que podría tratarse de una nueva tecnología de flash que permite el efecto de True Tone en menor espacio. Lo que sí repite, como todos imaginábamos es la implementación de Touch ID en el botón Home. Algo que tras el empuje que le dará iOS 8 esperamos ver en más dispositivos.