Las redes sociales se llenaron de chistes, como que en su frustración usando semejante dinosaurio, Martin terminaba matando un personaje a cada rato. La verdad es que, la razón principal que da el escritor para usar un ordenador viejo con un sistema operativo como DOS, es que básicamente no le gustan las herramientas modernas y sus autocorrectores. Además de esto, es mas o menos como su arma secreta para que nadie pueda robarle los datos. Dice que para escribir usa la PC con DOS, y para navegar por la web, revisar correos y otras cosas, tiene una computadora moderna, así que también evita distracciones. Usar WordStar lo alivia de los correctores ortográficos de los procesadores de texto modernos, que en primer lugar nunca van a reconocer la mitad de las palabras que se usan en unos libros de fantasía. Así que viéndolo de una manera, Martin es bastante obsesivo y de seguro le molesta ver una linea roja punteada debajo de palabras como Dracarys.

Me causó mucha gracias, porque tengo un tío que usa WordStar emulado en un ordenador nuevo, precisamente por la misma razón, y porque está acostumbrado a usar un software que es bastante robusto y confiable para simplemente escribir texto. Es obvio que un programa moderno no te va a convertir en mejor o peor escritor.

micropro_wordstar

WordStar

WordStar era el procesador de texto más popular en la primera mitad de los años 80. Fue creado originalmente para el sistema operativo CP/M (Control Program for Microcomputers), pero luego fue portado para DOS. WordStar fue el primer procesador de texto en la historia en ofrecer WYSIWYG. La posibilidad de escribir texto sin formato usando el modo de «no-documento» en WordStar, también lo hizo popular entre programadores para escribir código. Las ventas que logró MicroPro, la compañía detrás de WordStar, entre 1983 y 1984, la convirtieron en la empresa de software más grande del mundo, con 23% del mercado de procesadores de texto. Gracioso que el mega récord del año fiscal de esa empresa en aquel momento fuesen solo 72 millones de dolares… lo que valen 4 fotos de Instagram.

La competencia llegó rápido, con WordPerfect, y el señor Microsoft Word que aparecieron en 1982 y 1983 respectivamente. La versión 4.0 de WordStar, que es la que usa Martin, fue exclusiva para computadoras IBM y solo podía usarse en máquinas que tuviesen discos duros. Aunque vinieron luego WordStar 5,5.5,6 y 7, durante la segunda mitad de los 80 el reinado de WordStar terminó cuando WordPerfect le ganó en ventas por mucho margen.

WordStar 4.0

WordStar llegó a Windows 3.0, pero no era una mejora de las versiones anteriores, sino una modificación de un programa que ya existía como procesador de texto para Windows y que MicroPro compró y modificó. Aunque fue bien recibido y recibió criticas favorables, llegó demasiado tarde y ya Microsoft Word estaba más que bien establecido como un estándar.

Emulación de WordStar

WordStar dejó de ser desarrollado hace bastante tiempo, la compañía y el software fueron vendidos, y el último foro de discusión y soporte desapareció en 2009. Aún así pueden usarse versiones de WordStar 4.0 o superiores para DOS, en Linux y Windows a través de programas de emulación. Y también hay emuladores de los comandos de WordStar para Microsoft Word desde la versión 97 hasta la 2013.