Apple no gana para disgustos con iMessage. Cada cierto tiempo aparece algún nuevo problema que convierte lo que en principio parecía una muy buena idea, una forma de unificar no solo la mensajería tradicional con la instantánea sino también los diferentes dispositivos, en un quebradero de cabeza tanto para los usuarios como para la propia Apple. Vamos a hacer un recorrido por los problemas más comunes de iMessage y algunas de sus posibles soluciones.

Los mensajes no se sincronizan entre OS X y iOS

La sincronización de los mensajes entre OS X e iOS no siempre es perfecta. Esto debería de ser una de las cosas que mejor funcionase de iMessage ya que inicialmente era uno de sus puntos fuertes, un aspecto que otras plataformas no ofrecían en su momento y quizás el más útil del sistema. Esto puede deberse a una mala configuración en alguno de nuestros dispositivos, por lo que vamos a ver cómo configurar correctamente iMessage tanto en nuestro Mac como en nuestro iPhone o iPad.

Para configurar correctamente iMessage en nuestro dispositivos iOS debemos ir a Mensajes dentro de Ajustes, pulsar en Enviar y recibir y dentro de esta opción tendremos que introducir nuestra ID de Apple y todas las direcciones en las que queramos recibir los mensajes. Una vez registrados, ya queda configurado correctamente. En nuestro Mac debemos de ir a las Preferencias dentro de iMessages en donde incluiremos las mismas direcciones que hayamos añadido en nuestro dispositivo iOS. Normalmente, cada vez que añadamos una dirección, ya sea en un dispositivo o en otro, nos aparecerá la notificación en el resto de dispositivos en los que utilicemos iMessage.

No podemos enviar o recibir mensajes después de quedarnos sin cobertura

Este es uno de los problemas más extraños de iMessage, y es que, al parecer, cuando intentamos enviar un mensaje sin tener cobertura, iMessage entra en una especie de bucle del que es incapaz de salir, impidiéndonos enviar o recibir mensajes y lo que es peor aún, muchas veces dichos mensajes aparecen como enviados por lo que la confusión es mayor aún.

La solución para este problema puede ser eliminar los mensajes que hemos intentando enviar sin cobertura y si el problema persiste eliminar toda la conversación y empezar una nueva, haciendo una copia de seguridad antes si por alguna razón queremos conservar dicha conversación.

iMessage no envía mensajes en situaciones normales

A veces iMessage decide por su cuenta no funcionar, aún teniendo buena cobertura. Esto puede deberse a múltiples causas, por lo que, descartando la opción de que todo el servicio esté caído, vamos a ir probando alguna soluciones. En primer lugar vamos a asegurarnos que la opción Enviar SMS está activada, lo que nos permitirá enviar un SMS si iMessage no funciona. Para ello iremos a Mensajes dentro de Ajustes. Si después de hacer esto el problema persiste, puede deberse a un problema de red, por lo que habría que empezar desde cero, restableciendo los ajustes de red. Si iMessage funciona, entonces es el momento de probar algunas soluciones diferentes.

Los mensajes quedan en el limbo después de pasar de iOS a Android

Hace unos días muchos usuarios empezaron a reportar un nuevo problema que al final ha acabado convirtiéndose en motivo de demanda incluso. Al cambiar de iPhone a Android el número de teléfono seguía asociado con iMessage, por lo que cuando alguien con un iPhone trataba de enviarles un mensaje no lo recibían a pesar de que al que lo enviaba le aparecía como entregado en su dispositivo. Los mensajes se iban al limbo y Apple parecía no saber que hacer al respecto.

Si eres uno de estos usuarios y todavía conservas tu antiguo iPhone existe una forma muy sencilla de solucionar dicho problema, que no es otra que disociar tu cuenta de iMessage del iPhone antes de hacer el cambio. Para ello iremos a Mensajes dentro de Ajustes y desactivaremos iMessage. En nuestro Mac tendremos que ir a las preferencias dentro de Mensajes y hacer exactamente lo mismo.