La relación entre las agencias de seguridad y Apple se ha visto más tirante si cabe debido a la última iniciativa de la compañía de Cupertino. Ésta consiste en alertar a los usuarios de los intentos por parte del gobierno o alguna agencia de acceder a sus datos personales. Así lo hablaba The Washington Post sobre la privacidad de Apple recientemente.

Tras el famosos escándalo ocurrido con la NSA, y los graves problemas de seguridad acarreados, las compañías más grandes que ofrecen servicios en internet están cambiando y revisando sus políticas y rutinas concernientes a la privacidad. Entre otras cosas, tal y como comentaban en su artículo, la privacidad de Apple va a cambiar promoviendo la iniciativa de avisar a los usuarios en el momento en el que el gobierno o una entidad decida realizar una consulta sobre sus datos, siempre que esta no esté ligada a una orden judicial y su correspondiente secretismo.

«Los usuarios tienen derecho a saber cuando su información es un objetivo»«Los usuarios tienen derecho a saber cuando su información es un objetivo por parte del gobierno», afirman desde Apple y el resto de compañías afectadas. Siguiendo este concepto, la nueva política de privacidad de Apple podría ser desvelada a finales de este mismo mes, según un informante de la compañía. Según ésta, una vez que cualquier entidad solicite información sobre un usuario, el mismo será notificado de que sus datos son objeto de revisión por parte de dicha entidad. Algunas entidades podrían verse exentas de este tipo de notificaciones, por ejemplo el FBI u otros organismos estadounidenses.

Con esto dicho afloran ciertas dudas al respecto: ¿afectará esto también a otros gobiernos o solo al de los Estados Unidos? En cualquiera de los casos, ¿es este cambio en la privacidad de Apple un brindis al sol fácilmente evadido por las entidades mediante una sencilla orden judicial u otros medios? Realmente esperamos que tanto Apple como el resto de compañías no estén haciendo esto como una mera medida para limpiar su conciencia. De verdad deseamos que esto sea una iniciativa sincera para controlar y proteger nuestros datos en cierta medida y de una manera justificada. Pero ya veremos en que acaba todo esto.