Ayer les estábamos contando que el empuje de los televisores 4K ha sido lo suficientemente fuerte como para hacer que en Sony se decidieran a tirar la toalla con el desarrollo de pantallas OLED. Lo dicho, la resolución 4K está golpeando muy fuerte este año, y conforme avanza, seguramente seguiremos viendo más y más pantallas en este formato.

Philips no ha querido quedarse fuera de la fiesta, y es por tal que tienen su propio planteamiento relativamente económico con el que planean hacerse con su pedazo del pastel. En este caso estamos hablando de un monitor, concretamente del Philips 4K UltraClear UHD, que monta un brillante panel LCD TFT de 28 pulgadas con resolución Ultra HD (3840×2160 píxeles), con una tasa de refresco de 60 Hz.

En el apartado de la conectividad nos vamos a encontrar con puertos MHL, HDMI, DisplayPort 1.2, VGA y DVI dual. También nos vamos a encontrar con puertos de tipo USB 3.0, que servirán para que conectemos nuestros periféricos. Por otro lado, también podremos conectar más de un dispositivo a la vez, y gracias a la función Multiview que ha implementado el fabricante, veremos la pantalla dividirse.

Por lo demás, no sabemos mucho más respecto a este monitor, que esperamos ver llegar próximamente a nuestros mercados locales con un costo que se aproxime a los 1000 euros que otros fabricantes han adoptado como norma para productos similares destinados al mismo segmento.