Desde que se inventaron las pestañas en los navegadores, por allá cuando no existía Google Chrome, y Firefox era la única alternativa decente a la cosa esa que es odiada por todos los desarrolladores web de la tierra: Internet Explorer; las pestañas fueron una manera revolucionaria en la que los usuarios empezaron a abrir páginas indiscriminadamente sin tener que navegar entre 67 ventanas diferentes apiladas en una barra de tareas que sufría a gritos.

A la fecha es tanta la cantidad de pestañas que podemos abrir en una sesión de navegación promedio, que han aparecido un montón de plugins, extensiones, y complementos para todos los navegadores modernos que te prometen las mil y un formulas milagrosas para gestionar tus pestañas. El problema principal, al menos en Chrome, es que en el navegador de Google, cada pestaña nueva es un proceso nuevo, y, ya sabemos como consumen memoria los procesos de Chrome: como monstruos traga RAM insaciables.

OneTab

onetab

Es muy difícil mantener un navegador con 20 pestañas abiertas al mismo tiempo y concentrarse en el trabajo, o en una sola cosa a la vez. Es difícil decidir cerrarlas por miedo a olvidar “esa genial página” para siempre, y no volver a conseguirla. Fijar las pestañas ayuda, ya que reduce su tamaño y las deja guardadas aunque cierres el navegador, pero mientras tanto siguen consumiendo memoria. OneTab es la solución perfecta.

Es la extensión para Chrome más perfecta que he podido encontrar en mi vida. Simplemente la instalas y un botón en forma de embudo aparecerá en la barra, al presionarlo todas tus pestañas se cierran y se convierten en una lista, se guardan en un solo sitio, para que puedas recuperarlas cuando quieras. Lo mejor de todo es que mantienes todas las pestañas a la mano pero reduces totalmente el consumo de memoria, puedes hacerlo con cuantas sesiones y grupos de pestañas quieras, y todas se guardaran por separado en la pestaña de OneTab.

No importa si cierras el navegador, o si reinicias el ordenador, al iniciar Chrome, OneTab automáticamente te muestra una lista con todos los grupos de pestañas que salvaste. La única carencia que tiene es que no sincroniza entre diferentes instalaciones de Chrome, pero están trabajando para incluir sincronización en la nube próximamente. OneTab asegura que no accede a tus listas de pestañas, ni las comparte con ningún tercero, salvo que decidas compartir tu mismo los grupos de pestañas con otros usuarios, de esta manera puedes exportar tus listas de pestañas para enviarlas a otras personas u otros dispositivos.

Descarga OneTab desde la Chrome Web Store.