Ejercer nuestro derecho a la portabilidad numérica en México ha sido hasta la fecha un tema relativamente complicado, ya que a pesar de estar contemplado como un acto al que las compañías operadoras se ven obligadas a realizar con total cooperación y transparencia, en muchas ocasiones se trata de un trámite engorroso, tardado, burocrático y desgastante. Donde las largas trabas administrativas son tales y suficientes como para pensar en evitar el proceso y mantenerse con la compañía de siempre. En un escenario donde existen más de 100 millones de líneas celulares activas, con más del 70% concentradas en una sola compañía, América Móvil (Telcel), irónicamente el mecanismo de portabilidad numérica en el último año sólo logró fortalecer esta tendencia mayoritaria para una sola compañía. Sin embargo, el panorama puede ser ahora distinto, gracias a una reforma que agilizará el trámite.

El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) resolvió modificar el procedimiento para la implementación de la portabilidad numérica, con la finalidad de hacer el proceso más efectivo, transparente y rápido para los usuarios. Mediante la aprobación de algunas modificaciones sugeridas por el Comité Técnico de Portabilidad, según reporta el diario El Universal. Ahora, cada que una persona realice el trámite de portabilidad numérica, recibirá un mensaje de texto con un número confidencial NIP que al entregarse a la nueva compañía permitirá migrar el numérico telefónico de manera más pronta:

IFT México agiliza portabilidad numérica para cambiar de compañía celular

Está iniciando su cambio de empresa de telefonía móvil. Entregue la clave a la nueva empresa solo si desea cambiarse. Su NIP de portabilidad es XXXX.

Es el texto contenido en el mensaje, un medio que representará un mecanismo de mayor claridad, certeza y transparencia con el usuario, cubriendo de paso un flanco ciego actualmente, en lo referente al pago de la última factura de servicio antes del cambio de operadora, ya que ahora el IFT determinó que el recibo correspondiente al último periodo deberá entregarse al menos 10 días naturales antes de la fecha límite de pago de los servicios contratados, reduciendo así los obstáculos para la realización del traslado.

Esta modificación en materia de portabilidad numérica representa un paso importante, ya que elimina los enredos y pone en contacto directo con el usuario del núcleo del proceso de cambio.