Antes de que un producto vea la luz pueden pasar años y años de investigación y desarrollo hasta llegar al concepto final. Para llegar a él hay que darle muchas vueltas al concepto de producto a desarrollar, ideas, factores de forma, etc. que son reflejadas en muchos prototipos finalmente desechados quedando en el limbo, nunca llegando a ver la luz.

Si llevamos esta idea a Apple nos sorprenderíamos con la cantidad de productos y rarezas que fueron planteadas y finalmente descartadas antes de llegar al resultado final, véase iPhone, iPod o iPad por poner un ejemplo, de los que hemos podido ver en más de una ocasión diversos prototipos. Ésta es la idea del libro Keep It Simple: The Early Design Years of Apple del diseñador Hartmut Esslinger que contiene ilustraciones, conceptos y diseños producidos por Esslinger para Steve Jobs a partir de 1982. Hace 20 años Apple ya le daba vueltas a la idea del iWatch De entre todos los conceptos hay uno que llama especialmente la atención ya que muestra un concepto de iWatch, si, estás leyendo bien, demostrando que Apple ya le daba vueltas a la idea hace más de 20 años. Centrándonos en su aspecto, el prototipo seguía el lenguaje de diseño Snow White que Esslinger creó a instancias de Steve Jobs a finales de 1984 y que estaría presente en los productos de Apple hasta 1990. El concepto era bastante diferente a la idea que hoy en día tenemos de un smartwatch y contaba con un teclado T9 e iba emparejado con unos auriculares inalámbricos, lo que nos hace pensar que el conjunto vendría a ser una especie de teléfono. Cuanto menos interesante.