Todas las filtraciones previas se han confirmado durante la presentación del nuevo Huawei Ascend P7, el buque insignia de la compañía china pra 2014. Lo hemos probado, hemos jugado por un rato con él y de esa primera prueba hemos sacado nuestras primeras impresiones.

Lo primero, el diseño. Demasiado parecido al iPhone 4 / 4s. Dicho esto, bastante bueno: es muy ligero, muy manejable para tener una pantalla de 5 pulgadas, y como se ha encargado de presumir Huawei, muy fino, sólo 6.5 milímetros. El acabado trasero está hecho con un panel de cristal. No tiene añadidos ni extras en su construcción, es muy sobrio y apenas se le pueden poner “peros” en en este aspecto, más allá de esa sensación de que encontraremos un “By Jony Ive” en cuanto abramos su carcasa.

¿Les suena de algo este lateral?
¿Les suena de algo este lateral?

La pantalla ha sido una agradable sorpresa: muy brillante para poder ser usada sin problemas en exteriores. Aunque necesito probarla en más ocasiones y con diferentes escenas de luz natural. De momento, en una tarde nublada en la que las pantallas se suelen llenar de reflejos, no ha habido ningún problema. Algo que me ha gustado especialmente es que permite escoger la temperatura de color, desde una muy cálida hasta una muy fría. Similar a lo que permite Samsung, pero sin modos preconfigurados. Da más libertad pero espanta al usuario que no conozca este aspecto de una pantalla, lo mejor sería una solución mixta, con ambas opciones.

Huawei Ascend P7 6

La cámara, desde luego, no es la panacea que nos ha vendido Huawei. El rango dinámico es bastante malo, y hacer fotos a imágenes con contrastes de luz acentuados tendrá un resultado desfavorable. Su nivel de detalle, pese a los 10 megapíxeles en 16:9 o los 13 megapíxeles en 4:3, tampoco es el que se espera de un gama alta con esta resolución. En definitiva, si un comprador está pensando en el P7 y le da mucha importancia a la fotografía, puede ir olvidándose.

Huawei Ascend P7 5

La interfaz ha mejorado y superficialmente tiene un buen diseño, pero detrás de los iconos y el desbloqueo, las aplicaciones nativas y carpetas siguen teniendo mucho que mejorar. Está bien que haya temas con los que personalizarlo, tanto por la calidad de algunos como por la misma opción de configurar la apariencia. Pero sigue habiendo un problema de fondo, la interfaz que no se ve a primera vista sigue estando mal resuelta. En breve seguiremos haciendo más pruebas con el terminal.