Un nuevo fallo con los archivos adjuntos en iOS 7 se ha puesto recientemente de manifiesto. El error, meramente de seguridad, impide que los archivos adjuntos no sean adecuadamente codificados. Por suerte este fallo es bastante difícil de explotar, lo que no quita de su potencial peligro, y Apple ya está manos a la obra para solucionarlo.

Así lo explicaban recientemente desde la compañía quien ha alegado que está al tanto del problema con los archivos adjuntos en iOS 7 y ya están trabajando para solucionarlo. El arreglo llegará, probablemente en una futura actualización del sistema, según afirmaban en Cupertino. El fallo fue sacado a la luz por primera vez por parte de Andreas Kurtz, de NESO security Labs quién indicaba en su blog como lo halló. Al restaurar un iPhone 4 a la versión más moderna del sistema y configurar una cuenta de correo IMAP, tras comprobar su funcionamiento, examinó el estado de los archivos adjuntos en iOS 7 mediante técnicas propias de su trabajo. Este fallo afecta a todos los dispositivos por debajo de iOS 7.1.x con un chip A4 o inferior Fue en este momento cuando se percató de que esos archivos adjuntos en iOS 7 no se encontraban protegidos por codificación. Tras esto comprobó si también ocurría en iPhone 5s y iPad 2 con iOS 7.0.4. Según afirma en sus declaraciones, los dispositivos con un chip A5 o superior y con iOS 7.1.x no deberían verse afectados por este fallo de seguridad. Todos los dispositivos que utilizan un chip A4, es decir iPhone 4 y más antiguos sí se verían afectados por este fallo con los archivos adjuntos en iOS 7.

No obstante, como decíamos, es un fallo difícil de explotar ya que para poder hacerlo hace falta que un supuesto hacker se haga con nuestro dispositivo. Una vez con él en las manos necesitaría de cierto tiempo para poder acceder a nuestros archivos adjuntos en iOS 7. Esto es especialmente crítico en el caso de que nos hubieran robado el teléfono, pudiendo utilizar este fallo de seguridad para tratar de abrirse paso hasta acceder a nuestro teléfono y poder deshacer así diversos niveles de protección, como desactivar «Encuentra mi iPhone» y otras cosas similares.