Si no has estado muy al pendiente de Internet por estos días, Microsoft está llevando a cabo el Build 2014, su conferencia anual dedicada a desarrolladores, donde además han aprovechado para dejar caer algunas de las novedades que tendrán para este año.

Nuestros hermanos de Celularis ya han estado hablando de algunas de las grandes novedades que en Redmond tienen para este año, como por ejemplo, Windows Phone 8.1, un serio apretón de tuercas con el que quieren finalmente terminar de dar un golpe contundente en el mercado, y planean lograrlo ayudándose con los Lumia 630 y 930.

Pero lo que nos ha parecido realmente interesante de parte de la empresa fundada por Bill Gates, es que además de unificar la experiencia de Windows en tablets, smartphones, ordenadores y Xbox, ahora también están planeando llevar su sistema operativo al siguiente nivel con el Internet de las cosas.

Así, en WindowsOnDevices.com, un sitio web que de la nada ha aparecido alojado en la plataforma Azure de Microsoft, no han tenido remilgos en soltar la siguiente información.

Estamos trayendo Windows a todo un nuevo tipo de pequeños dispositivos. Construye una taza de café inteligente, construye un oso parlanchín, construye un robot, o construye una cosa completamente distinta. Todo esto usando una plataforma y herramientas que ya conoces y quieres.

La intención de Microsoft es clara. Android y Linux están monopolizando el mercado de los wearables y la robótica, y han decidido que eso debe terminar ya mismo. Es por tal que no han tenido problemas en asociarse con Intel, otra grande que se está preparando para el aluvión de gadgets basados en el Internet de las cosas y los wearables, para dar soporte a la plataforma Galileo.