Se venía diciendo desde hace bastante tiempo, comprar un televisor 4K el año pasado no valía la pena porque no existía un medio de disfrutar contenidos que aprovecharan al máximo esta resolución. Pues bien, la gente de Netflix decidió poner fin a ese predicamento a inicios de este año, anunciando que llevarían contenidos 4K por streaming, todo esto gracias al codec HEVC.

El problema es que la enorme mayoría de los televisores 4K presentados antes de que Netflix pactara con los fabricantes este año no disponen del mentado codec, y eso incluye también a las pantallas de Sony, que han estado esperando ansiosamente contenidos Ultra HD que les saquen provecho, y sin Netflix parecía que les iba a tocar esperar aún más.

No hay problema, dicen en Sony. Si tuviste la dudosa suerte de haberte hecho con uno de estos costosos televisores y ahora no puedes disfrutar contenido en condiciones, los nipones te tienen una solución, el FMP-X5, un streamer que traerá para ti todos los contenidos de Netflix, incluyendo el 4K bajo el codec HEVc.

Pero claro, todo esto tiene su truco. Aparentemente, el nuevo streamer de Sony costará 399 dólares, bastante más de lo que cuestan la mayoría de equipos similares modernos. A cambio de eso, tendrás un dispositivo que no tiene puertos para añadir almacenamiento externo, y sin almacenamiento interno, que solamente hace streaming desde Netflix, y que está en estudio hacer lo propio desde YouTube.

Quizás Sony debería crear una aplicación con el codec para PS4, al fin de cuentas, cuestan lo mismo.