El Samsung Galaxy S5 ya pudimos probarlo durante el Mobile World Congress 2014, pero ayer pudimos volver a jugar con él. Por supuesto, lo que más nos interesaba era ver todo lo que no pudimos del Galaxy S5 durante aquellas pruebas en febrero recién presentado. Y descubrimos algunos aspectos que aún no conocíamos. Concretamente estos ocho:

  • Modo emergencia. No es exactamente un modo de ahorro de energía, ya que va por otro lado, pero también. Deja la pantalla en escala de grises y sólo ofrece unas pocas opciones pensadas para situaciones de, como su nombre indica, emergencia. Por ejemplo, para montañeros o practicantes de deportes extremos que puedan necesitar ayuda o algún rescate en un momento dado. Permite encender la linterna (flash), activar una alarma sonora, abrir los mapas, enviar nuestra ubicación por SMS con el texto “Necesito ayuda”, llamar por teléfono, usar ChatON, y acceder a Facebook y Twitter en última instancia. Sólo permite conexión de datos y voz, desactiva el resto de conexiones.

  • Conexión rápida. Está en un pequeño botón al desplegar la barra de notificaciones, activa todas las conexiones del terminal y hace un barrido de todos los dispositivos cercanos susceptibles de ser conectados. Smartwatches, altavoces Bluetooth, auriculares, una Smart TV, etc. Los muestra en una lista para conectarlos rápidamente.

  • Modo privado. El lector dactilar no sólo sirve para desbloquear el terminal y hacer pagos por Paypal, sino también activar o desactivar el modo privado. El único cambio es que podemos ocultar archivos de Galería, Vídeos, Música, Grabadora o del gestor de archivos. Simplemente marcándolos y escogiendo “mover a privados” para que sólo nosotros podamos verlo; si alguien tiene nuestro terminal no podrá verlos de ninguna forma. Se identifica con el icono de una puerta y una llave en la barra de notificaciones.

Pantalla del S5. Faltan las pruebas reales, pero luce genial. Ángulos de visión perfectos.
Pantalla del S5. Faltan las pruebas reales, pero luce genial. Ángulos de visión perfectos.
  • Recorrido virtual. Un modo de la cámara pensado para crear recorridos por estancias, como los de las inmobiliarias. Simplemente hemos de caminar a través de una habitación o una casa a través de la guía que el S5 muestra en pantalla. Luego guarda ese archivo en un vídeo mp4. Alguien podrá pensar que por qué no grabar directamente un vídeo. El resultado, créanme, no es el mismo. En este modo no hay trepidación, ni problemas con la exposición, ni giros bruscos. El móvil guía al usuario.

  • Samsung Link. En anteriores Galaxy era una aplicación independiente para poder reproducir música de otro terminal que estuviese conectado a la misma red Wi-Fi. Ahora está integrado en la app nativa de Música del Galaxy, no hace falta abrir otra.

  • WhatsApp en el modo de ahorro de energía. Ese modo que deja la pantalla en blanco y negro y permite acceder a muy pocas aplicaciones para maximizar la duración de la batería, permite también usar WhatsApp. Parece que es una opción que tiene que habilitar el desarrollador. Viendo que WhatsApp es de las pocas que también aparece en el multiwindow de los Galaxy desde hace tiempo, tiene sentido que haya vuelto a tener un gesto con Samsung.

  • Pudimos probar la certificación IP67. Los terminales que probamos en el MWC 2014 todavía no estaban homologados con esta certificación, pero ahora sí son productos finales. Los sumergimos en agua y los depositamos en un arenal, y todo salió bien.

  • Las fotos con enfoque selectivo ocupan casi 20 MB. Funcionan como una mezcla de Duo Camera del One M8 y de Nokia Refocus. Permiten guardar imágenes a tamaño completo con varias profundidades de campo, pero las logra haciendo varias fotos simultáneas. El resultado es un JPG con mucha más información de la habitual, permite enfocar toda la imagen, sólo el primer plano, o desenfocar el primer plano. Por los 4-5 MB de una imagen normal, las de este modo ocupan 18-20 MB.