A finales de 2013, Apple decidió dar el salto hacia los procesadores de 64 bits con el SoC A7, incorporado en el iPhone 5s y en los iPad Air y iPad mini con pantalla retina. Dichos procesadores fueron criticados por un directivo de Qualcomm, el cual afirmaba que los 64 bits eran mayormente una estrategia comercial de Apple, pues no aportaba ninguna mejora en la era actual de smartphones (algo erróneo). Hoy, los de Qualcomm se han tenido que tragar esas palabras con el lanzamiento de sus nuevos Snapdragon 810 y Snapdragon 808, sus dos nuevos SoCs para teléfonos móviles y tabletas con procesadores de 64 bits en su interior.

Como la numeración indica, el Qualcomm Snapdragon 810 es el SoC más potente de los dos presentados por Qualcomm en el día de hoy. Está fabricado en 20nm e incorpora un procesador de ocho núcleos y 64 bits, de los cuales, cuatro son núcleos Cortex A-57 (en lugar de los Krait empleados en los modelos anteriores de la familia Snapdragon) y otros son Cortex A-53. La arquitectura en la que se distribuyen estos núcleos, al igual que hizo Samsung con el Exynos 5, es big.LITTLE, que como ya saben, permite alternar entre ambos grupos de cuatro núcleos en función de las tareas. Así pues, si necesitamos una mayor potencia, se activarán los Cortex A-57; mientras que si necesitamos mayor eficiencia energética, se activarán los Cortex A-53. En caso de que fuera necesario, también se activarían los 8 núcleos al mismo tiempo, algo que el Exynos 5 no permitía en su primera generación (aunque más tarde lanzaron una variante que sí lo permitía).

HTC One Max - HTC One Max - HTC One Max

Estos SoCs llevarán soporte para pantallas 4K, LPDDR4 RAM, LTE-Advanced global, LTE Categoría 6, GPS, GLONASS, Beidou, satélites Galileo, Bluetooth 4.0… etc. Es decir, una auténtica bestia en términos de conectividad y compatibilidad. Y por si eso fuera poco, este Qualcomm Snapdragon 810 también incorpora la GPU Adreno 430, capaz de ofrecer un rendimiento un 30% superior a la Adreno 420 del Snapdragon 805. En conjunto con el resto del SoC, esta GPU es capaz de reproducir vídeos en 4K, grabar vídeos en 4K a 30 FPS, 1080p a 120 FPS (lo que permitiría la grabación de vídeos a cámara lenta en 1080p).

Por desgracia, este SoC no llegará hasta el año 2015, pero tras pasar estos primeros compases del año sin apenas mostrar novedades en el campo móvil, Qualcomm necesitaba demostrar que siguen en el mercado apostando fuerte, de ahí este prematuro anuncio.

Snapdragon 810 - Snapdragon 808
No los veremos en un smartphone hasta 2015Por otra parte encontramos el Snapdragon 808. En este caso hablamos de un hermano “menor”, y eso se puede apreciar en los componentes internos de este SoC Qualcomm Snapdragon 808, donde encontramos una CPU de seis núcleos (dos Cortex A57 y cuatro Cortex A53) y 64 bits bajo la arquitectura big.LITTLE, una GPU Adreno 420 y una conectividad casi tan completa como en el Snapdragon 810. Eso sí, ese descenso en “potencia bruta” hace que pierda el soporte para pantallas 4K, quedando solo en pantallas 2K.

Al igual que su hermano mayor, este Snapdragon 808 no llegará hasta los primeros compases del año 2015, por lo que hasta entonces no veremos ningún smartphone que lo incorpore en su interior. No obstante, nos sirve para ir haciéndonos una idea de cómo serán los SoCs del próximo año y, sobre todo, cuales serán las tendencias de los próximos meses. Mientras tanto, tendremos que conformarnos con el Snapdragon 801 actual y el inminente Qualcomm Snapdragon 805.