En los últimos meses ha habido muchos cambios en la vida de Pete Lau. Dimitió para dejar de ser Vicepresidente de Oppo, creadora de productos tan sublimes como el Oppo Find 5 o el más reciente Find 7, a fundar su propia compañía OnePlus con un simple pero complicado propósito: crear los mejores smartphones en el mercado. Y eso quiere hacer Lau y sus trabajadores con el OnePlus One, el primer smartphone de la compañía, que contará con unas especificaciones espectaculares:

Pantalla: 5,5 pulgadas a 1080p –Procesador: Snapdragon 801AC a 2,5 GHz –RAM: 3GB memoria RAM –Sistema Operativo: CyanogenMod OS basado en Android KitKat 4.4 –Cámara: 13 megapíxeles / 5 megapíxeles –Conectividad: LTE a nivel global –Almacenamiento: 16 / 64 GB –Batería: 3100 mAh.

Un smartphone de gama alta a precio de NexusTodo el mundo coincidirá en que esto no es nada que no se haya visto antes: cámara normal, una pantalla de phablet, procesador Snapdragon… pero lo que más sorprende de este smartphone es su precio: 350 €. Así es, OnePlus ha mantenido la promesa que hizo, y venderá este smartphone por menos de 400$.

A ese precio y con esas características cualquiera diría que es un digno sucesor del Nexus 5, si además añadimos el hecho de que el OnePlus One partirá con CyanogenMod OS que, para quién no lo sepa, es una versión modificada de Vanilla Android con varios añadidos para aumentar la customización. Además, su sistema de venta es similar a los Nexus, ya que la única forma de adquirir este terminal será mediante la web oficial de OnePlus, y no estará disponible en tiendas físicas.

Cyanogenmod

Aunque también hay otros detalles confirmados, como el hecho de que se podrá desbloquear por voz mediante el comando ”Ok OnePlus” (lo dicho, un digno sucesor del Nexus 5) o que dispondrá de actualizaciones de Android durante al menos 2 años, aún hay detalles que se desconocen, como el hecho de si dispondrá de ranura para tarjetas SD o si los altavoces serán frontales. Yo por mi parte, estoy deseando de que llegue y ver si es tan bueno como nos quieren hacer creer.