Los hornos microondas son unos de los grandes inventos de nuestra era. Muy atrás queda el tiempo en que si querías una comida caliente debías estar presente justo después de que se preparaba, y que luego de meter al refrigerador algunos platos era imposible volver a degustarlos calientes.

Pues bien, a Samsung nunca se le ha dado mal esto de los electrodomesticos, y ahora vuelven a la carga con un horno bastante decente. Se trata del Samsung MC28H5135CK, que promete freír comida sin usar ni una sola gota de aceite.

Sí, se que todo esto suena a informercial de sábado por la mañana, pero detrás del marketing implícito, hay bastante ciencia. Este nuevo microondas funciona gracias a un sistema de convección. Así, una serie de ventiladores internos se encargan de hacer circular el aire caliente al rededor de la comida, con lo que los alimentos son calentados de modo que quedan crujientes por fuera y suaves por dentro, un efecto al que en Samsung han llamado Slim Fry.

Como puedes imaginar, no vas a lograr hacer pollo frito como el de KFC en este horno de microondas, pero por lo menos podrás tener tu conciencia un poco más tranquila sabiendo que no ganarás tanto peso, y también le ahorras molestias a tu colon.