Luego de ver el Lenovo Flex 2, todavía queda por decir que los chinos también han estado experimentando con diseños especialmente flexibles en su línea de ordenadores de sobremesa. Es ese el caso del Lenovo A540, un todo en uno cuyo principal factor distintivo es su impecable diseño, que entre otras cosas, cuenta con una base que permite rangos de inclinación muy flexibles para la pantalla, de entre 5 y 90 grados.

Es precisamente esa flexibilidad lo que hará que usar la interfaz táctil de Windows 8.1 sea mucho más sencillo en este ordenador que en otros equipos similares. Y es que su pantalla de 23.8 pulgadas con resolución FullHD (1920 x 1080 píxeles) está más que capacitada para ser usada con los dedos, siendo capaz de percibir hasta 10 puntos de manera simultánea. Cuenta con conectividad NFC y sintonizador de TV opcional Lo mejor es que el diseño que en algunas partes limita el grosor a los 4 mm, no ha sido en absoluto impedimento para imbuir en esta belleza el hardware necesario para satisfacer tus necesidades de ocio y trabajo, puesto que cuenta con un Intel Core i7 y gráficos NVIDIA GeForce GT 840A.

Si lo que falta para convencerte es sonido de calidad más que decente, entonces seguramente te sentirás seducido por un par de altavoces Dolby Home Theatre firmados por la gente de JBL.

Llegados a este punto podrás imaginar que no se trata de un juguete económico, y si lo deseas, tendrás que estar dispuesto a desembolsar 1.279,99 dólares.