Según indicaba Tim Cook ayer, durante la conferencia sobre los resultados del segundo trimestre del año fiscal, más del 62% de los compradores de iPhone 4S provienen de Android, al igual que el 60% de los compradores de iPhone 5c. Esto quiere decir que una gran cantidad de usuarios de Android o bien han cambiado de plataforma o se han convertido en switchers.

Si tenemos en cuenta que iPhone 4s sigue siendo todavía un producto bastante popular y, aunque el iPhone 5c no lo es tanto, un 60% es un porcentaje bastante alto. Pero lo más indicativo es precisamente el hecho de que la incidencia haya sido precisamente en estos dos modelos y durante el último trimestre. Esto podría significar que los usuarios Esto podría indicar una mayor aceptación de iPhone dentro de la gama mediacomienzan a considerar la posibilidad de optar por iPhone a pesar de su alto precio, encajando mejor en el nicho de los teléfonos de coste medio.

Algo muy llamativo ya que todos sabemos que el precio de los iPhones más nuevos, especialmente iPhone 5s, siguen siendo excesivamente altos sobre todo en Europa para una gran cantidad de usuarios. El hecho de que el más del 60% de los nuevos consumidores de iPhone 5c y iPhone 4S provengan de Android no es malo para Google, ni mucho menos pues como decíamos, muchos de los mismos puede ser switchers a caballo entre ambas plataformas. Pero lo que es indiscutible es que es algo beneficioso para Apple. ¿Estamos viendo por fin los primeros frutos de la estrategia de marketing de Apple, o es solo coincidencia?