Hace unos días comenzaron a aparecer detalles de Chrome Remote Desktop, un servicio desarrollado por Google con el que sería posible controlar nuestro ordenador desde cualquier dispositivo con Android. Hoy, pocos días después, Google ha hecho oficial este servicio (sacándolo de la fase Beta) y lo ha hecho disponible para todo el mundo desde la Google Play Store y la Chrome Web Store.

Básicamente, basta con contar con un dispositivo Android y un ordenador en el que esté instalado Google Chrome. Tras ello, tendremos que instalar la correspondiente extensión para Google Chrome y la aplicación en nuestro dispositivo Android. Después bastará con abrir la aplicación Chrome Remote Desktop en nuestro Android, seguir unos simples pasos de configuración y listo, podremos controlar nuestro ordenador desde nuestro dispositivo Android (ya sea una tablet o un smartphone). Es sencillo, rápido y fluído: un acierto En estas primeras pruebas, el servicio parece funcionar correctamente, con una velocidad y fluidez más que aceptable, lo que lo hace una solución perfecta para esos determinados momentos en los que necesitamos tener acceso remoto a nuestro ordenador principal. Eso sí, en pantallas tan pequeñas resulta algo difícil manejar un sistema operativo como Windows o Mac OS X, por lo que queda claro que esta aplicación está orientada sobre todo a tablets de entre 7 y 10 pulgadas. No obstante, como he dicho anteriormente, nos puede sacar de un apuro en un momento determinado.

Con Chrome Remote Desktop, Google deja claro que Google Chrome ya no es un simple navegador web, sino mucho más. Este navegador es su forma de entrar en el mercado de los ordenadores de escritorio y un paso intermedio para ir preparando a los usuarios para Chrome OS, el sistema operativo basado en Chrome desarrollado también por la propia Google con el que poco a poco pretenden ir conquistando el sector de los ordenadores de escritorio.

Descarga: Chrome Remote Desktop en Google Play. Gratis.