Es de lo más interesante todo lo que surgió alrededor de Arduino. La naturaleza abierta de esta plataforma que permite a los usuarios modificar microcontroladores y programarlos para las más diversas funciones ha provocado que surja una comunidad muy grande, de las más influyentes en otra de las grandes tendencias de estos años además de las iniciativas independientes de hardware libre: el crowdfunding o financiamiento colectivo. Pi-Bot combina estas dos tendencias y le suma algo más: robótica.

Pi-Bot está especialmente diseñado para aprender cómo armar y programar robots. Los credores al iniciar el proyecto tenían en mente un dispositivo que sirva como la plataforma ideal para inspirar a alumnos interesados en esta tecnología. Ya existían otras alternativas pero eran demasiadas costosas. El factor económico influye mucho en productos educativos como este, donde las instituciones deben sacar lo máximo de su casi siempre acotado presupuesto. Pi-Bot se vende a partir de 75 dólares, con buenas promociones para las compras en grandes cantidades.

Pi-Bot viene acompañado por defecto de varios accesorios para crear distitos tipos de robots y aprender con estos: el chásis claro, un controlador para funcionar como motor, ruedas, caja de cambios, sensor de distanci ultrasónico y soporte para baterías AA.

Como su foco es la educación, Pi-Bot se vende junto a un manual de aprendizaje que incluye información para aprender desde lo básico de programación para Arduino, cómo armar un robot y lo qué debes saber para modificar las piezas que componen el paquete por defecto.

La iniciativa busca financiación colectiva en el sitio Kickstarter. Su objetivo son 70 mil dólares y va por la mitad cuando quedan 35 días para la finalización. Este tipo de proyectos suelen ser los más exítosos y difundidos en las plataformas de crowdfunding por lo que no dudo que lo veremos convertido en una realidad, afortunadamente.