Las nuevas noticias que vienen desde NVIDIA dejarán muy contentos a los gamers de portátiles que disfrutan de la posibilidad de jugar los mejores títulos en cualquier lado. La compañía fabricante de tarjetas gráficas ha anunciado su nueva línea de productos GeForce GTX 800M orientada a computadores portátiles, mucho más delgadas que modelos anteriores y con un menor consumo de energía.

La nueva gama NVIDIA GeForce GTX 800M está compuesta por varios modelos que varían un poco en potencia, pero a grandes rasgos comparten las mismas características. La principal novedad es lo que la compañía llaman Battery Boost que promete el doble de duración de autonomía de la batería mientras estés jugando videojuegos. La función se basa en una mejor administración posible por parte del usuario que tendrá la chance de, por ejemplo, limitar los FPS a una determinada cantidad y que la GPU no se esfuerce por demás causando un gasto innecesario de la preciada energía de la batería. Esta novedad promete un aumento entre 50% y 100% de la autonomía del portátil.

nvidia-gtx-geforce-800m

Otro aspecto destacable es lo delgada que son. La GTX 850M tiene un espesor de solo 21 milímetros comparados con los 55 milímetros de modelos anteriores. Con NVIDIA GeForce GTX 800M el fabricante quiere quedarse con el mercado gamer portátil que se veía amenazado por las APUs que propone AMD, que se estaban imponiendo no por una cuestión de mayor rendimiento sino menor consumo de energía, menos espacio requerido y un precio reducido.

Cuenta con dos funciones sociales que ya se están haciendo productos en cada nueva tarjeta gráfica lanzada: ShadowPlay y GameStream. La primer tecnología permite a las GPU de la línea NVIDIA GeForce GTX 800M grabar video 1080p de los videojuegos mientras que la segunda está enfocada en permitir streaming en tiempo real a través de Internet, ambas con el menor impacto posible en el rendimiento.

Las nuevas GPU llegan al mercado con la arquitectura Maxwell. En términos de potencia, estos productos no tienen problemas en soportar un título de última generación en resolución Full HD.