El panorama de los All-in-Ones ha llegado a un punto en el que nadie puede estar totalmente seguro si logrará mantenerse por mucho tiempo, en especial cuando sus principales promotores no logran ponerse de acuerdo respecto a si está funcionando o no. Por un lado tenemos a Intel afirmando que ya no le queda mucho futuro al segmento All-in-One, y al mismo tiempo intentan mantener vivo al PC con quimeras a medio camino entre un tablet y un todo en uno.

De cualquier modo, tengan o no tengan futuro en el mercado masivo, quizás hay productos que realmente sí valgan la pena dentro de este nicho. Muestra de esto último es lo que más recientemente ha presentado la gente de MSI, concretamente, un par de ordenadores que nos han dejado con todas las ganas de ponerles las manos encima. Un par de altavoces Yamaha son el factor distintivo Los AG220 y AG240 vienen a relevar al ya veterano AG2712A de la marca. Esta nueva generación de All-in-One diseñados para enamorar a los gamers, vienen con monitores 1080p que en el caso del AG220 será de 21,5 pulgadas, mientras que el AG240 se queda en las 23,6 pulgadas. También contarán con altavoces Yamaha que garantizarán mejor rendimiento.

En cuanto al resto de las especificaciones, sus corazones serán Intel procesadores Core i5-4200H a 2,4 GHz y Core i7-4700HQ a 2,8 GHz, a los que harán compañía 2GB de memoria grafica Nvidia GeForce GTX 860M, y 16 GB de RAM. 1 TB de almacenamiento HDD debería ser suficiente para dar espacio a todos tus juegos.

En sus configuraciones más básicas costarán 999 euros, que no es demasiado si tomamos en cuenta las especificaciones, pero si tú no te puedes conformar, siempre podrás subir a tope, usar el mejor procesador, y agregar tres unidades SSD, para alcanzar el máximo rendimiento, y también desembolsar 1.599 euros.