¿Te gustan los videojuegos? ¿Eres amante de llevar al límite tu hardware? ¿El dinero no es problema para ti? Si has respondido que sí a todas las preguntas, entonces en Intel probablemente tienen el que será tu objeto de culto durante las próximas semanas, y que seguramente te constará sacarte de los sueños por algún tiempo.

Se trata del Haswell Core i7 4930MX Extreme Edition, al que el fabricante de semiconductores ha apodado cariñosamente Devil’s Canyon, por estar al filo de la muerte. Y no, no están alardeando, literalmente se trata de un procesador que lleva todo al extremo de lo ridículo, u que si no sabes llevar con cuidado, bien podrías terminar estropeando de manera permanente. Diseñado para ser aprovechado en el overclock De entrada, vas a encontrarte con ocho núcleos Haswell i7 deseosos de hacer temblar la mesa de tu ordenador, que aunque no parezcan tan intimidantes de entrada, el epitope de los procesadores hasta hace poco, y predecesor de este monstruo, contaba solamente con cuatro núcleos.

Pero no se puede medir la potencia de un ordenador solamente por los núcleos de procesamiento, por lo que para crear máquinas de juego extremas con este pequeño chip, podrás usar RAM de tipo DDR4, de alto rendimiento y desempeño.

Pero no todo puede ser perfecto, hay un apartado clave donde el nuevo procesador de Intel termina fallando, y no es otro que el precio. El Haswell Core i7 4930MX, que entre otras cosas viene desbloqueado para que quieres jugar todo lo que quieras con la frecuencia del procesador y que ofrece opciones adicionales para un mejor refrigerado, no será económico. Y no, todavía no sabemos nada sobre precios, pero su predecesor de cuatro núcleos superaba los 1000 dólares, por lo que no esperamos que esta sea una pieza que todos se puedan permitir.