Por un lado tenemos que Android y todo su ecosistema disfrutan de una inmensa popularidad que le hace estar en cada vez más dispositivos, siendo que además la plataforma de Google se hace de más y más declarados fanáticos. En el otro extremo tenemos un Microsoft Windows que sigue estando muy por delante de las plataformas móviles en términos de productividad.

Uno es más ligero y flexible, el otro es una plataforma establecida con décadas y aplicaciones que son imprescindibles para muchos en la oficina y otros sitios de trabajo. Es por eso que desde hace algunos años la gente tiene un gran dilema frente a ellos cuando tienen que elegir entre el sistema operativo de las ventanas o optar por el más joven pero omnipresente Android. Y hasta hace poco había una solución al problema.

Los fabricantes optaron por la solución más obvia, y decidieron salir al mercado con una buena batería de gadgets con arranque dual. Es así como ASUS nos sorprendió en el CES 2014 con un par de ordenadores en capacidad de arrancar con Windows, pero que no tendrían problema en hacer lo propio con Android. No fue la primera vez, y estamos seguros de que tampoco la ultima, Lenovo ya hizo lo mismo hace más de dos años, y hasta hace poco, teníamos noticias de que algunos fabricantes chinos e indios que están desarrollando smartphones con Windows Phone y Android.

asus transformer duet

Pues bien, ni a Google ni a Microsoft le ha hecho pizca de gracia que se estén creando quimeras que juntan el alma de sus plataformas en un solo terminal. Es por eso que los dos pesos pesados del software están presionando duramente a sus socios para que no sigan trayendo al mundo lo que a su criterio son estas aberraciones.

La cosa no queda allí, aparentemente la presión de parte y parte es tan fuerte que quizás ASUS se vería obligado a no comercializar sus recién presentados portátiles. A esto se suma que Microsoft ha modificado la normativa de colaboración con sus socios, especificando que dispositivos de este tipo podrían quedar sin soporte. No nos cuesta entender porqué ASUS estaría por renunciar a la idea.