No recuerdo cuándo fue la anterior ocasión en que probé Deezer como reemplazo de Spotify. Hace más de un año, eso seguro. Pero estos días he vuelto a probarlo y Deezer ha mejorado muchísimo en poco tiempo, especialmente su interfaz, mucho mejor que la de Spotify para smartphones. Subrayo la parte de ‘para smartphones’ porque no tiene aplicaciones de escritorio. Es su principal handicap frente a Spotify. A cambio tiene aplicaciones para Android, iOS, Windows Phone y BlackBerry.

Deezer

¿En qué gana a Spotify? Sobre todo, en interfaz. No es simplemente una cuestión de gusto por su diseño, sino también por velocidad de procesos y arquitectura misma del servicio. Se pueden guardar álbumes offline sin tener que pasarlos como una lista de reproducción. La navegación a través de la aplicación es mucho más rápida y simple. Como usuario diario de Spotify desde iOS he notado mucho la diferencia.

¿En qué pierde frente a Spotify? Para empezar, en el precio, que puede tirar atrás a más de uno. Desde diciembre, acceder a Spotify desde un smartphone es gratuito, mientras que en Deezer hace falta una cuenta Premium+ (9.99 dólares / euros al mes, aunque hay un descuento inicial a 4.99 euros). La opción gratuita sí está bastante limitada en la versión web y es nula en un smartphone.

¿Es recomendable? En dos casos concretos sí. Si principalmente escuchamos música desde el smartphone, no he podido encontrarle pegas a la aplicación, es realmente buena. Si somos de los que pagamos por el plan premium, también, pues el modo totalmente gratuito está muy limitado. El inconveniente es que los que escuchamos música desde nuestro ordenador durante mucho tiempo no tenemos una aplicación, sino sólo acceso vía web. Y eso, en mi caso al menos, me quita la posibilidad de usar los controles del teclado (siguiente, anterior, pausa…). Pero la aplicación móvil es muchísimo mejor. Además, está presente en toda Latinoamérica, cosa de la que no puede presumir Spotify, pues no llega a Brasil ni Venezuela, como anotamos en el panorama de la música en streaming en Latinoamérica. Más información en la web de Deezer.