Pocas cosas nos pueden sorprender después de que Nvidia nos dejara con la boca abierta ayer tras la presentación de su nueva tarjeta gráfica, la Geforce GTX Titan Z, que seguramente será motivo de suspiro por todos los aficionados a jugar desde el ordenador.

Como fuera, la GTX Titan Z tiene el pequeño defecto de estar pesada para los ordenadores de escritorio, y en un mundo en el que todo se hace para llevar, seguramente los que prefieren jugar desde el portátil han sentido que la industria ha descuidado sus necesidades. Si es tu caso, tranquilo, la gente de Asus ya tiene algo también para ti.

Aprovechando la ansiedad gaming que se está generando por estos días, han colocado una nueva línea de portátiles, los RoG G750. Estas bestias que no están ni de lejos pensadas para ser manejables, montan por pantallas un panel de 17 pulgadas con resolución Full HD. En lo que al corazón que le da vida respecta, estamos hablando de un Intel i7-4700HQ, que ofrece cuatro núcleos con frecuencias de procesamiento que oscilan entre 2,4 y 3,4 GHz según el modelo especifico de portátil.

Para dejarlo más claro, se trata de tres ordenadores, los G750JZ, H750JS y G750JM, cuya diferencia será el integrado gráfico, que respectivamente serían las GeForce 880M, 870M y 860M. El resto de prestaciones no quedan del todo claras, pero sí sabemos que será configurable con hasta 32 GB de RAM DDR3-1600 MHz, y un par de puertos para discos duros a elegir entre SSD y HDD.

RoG G750, los nuevos portátiles para juegos de ASUS

Como cabe esperar con este tipo de ordenadores, y ya veníamos adelantando, no estamos ante algo ligero ni manejable. Hablamos de hasta 5 centímetros de grosor dependiendo del modelo concreto, y peso máximo de hasta 4,5 kilogramos.

Pero seguramente lo que tú quieres saber es cuánto te costará la gracia. Los precios arrancan desde 1.499 euros por el ASUS G750JM, desde 1.899 euros por el ASUS G750JS, y desde 2.299 euros por el ASUS G750JZ.