Una de las novedades de Huawei en este Mobile World Congress, Ascend G6 al margen, ha sido su incursión en el mundo de las wearables mediante su primera pulsera inteligente, la TalkBand. La hemos estado probando en el stand de Huawei. No es un smartwatch, y tiene algunos elementos que no hemos visto en wearables anteriores. ¿Qué es lo que hace exactamente la TalkBand?

Su nombre no deja lugar a dudas. Está pensado, entre otras utilidades, para ser un headset manos libres desde el que hablar por teléfono, a través del emparejamiento realizado con el smartphone del que depende. Al recibir una llamada, podemos ver en la pequeña pantalla OLED de 1,4 pulgadas quién nos está llamando, desmontar el auricular de la pulsera y utilizarlo directamente como manos libres. Muy al estilo de lo visto en el Xperia Z Ultra, pero incorporable en una pulsera.

Talkband 1

Demasiado gruesa, tengo ganas de ver el siguiente modelo.No sólo sirve para hablar: tiene función de podómetro para monitorizar nuestra actividad. También tiene un interesante doble micrófono para medir nuestro sueño. Escucha nuestros ronquidos (no es broma) así como si nos movemos durante la noche para analizar la calidad del tiempo que estamos dormidos.

Talkband 3

Sensaciones en la mano: demasiado gruesa, sobre todo por la pantalla que hace las veces de auricular. Desde luego es ingenioso, pero creo que haría falta algo más para que sea realmente atractiva y discreta. Por otro lado, han tenido el detalle de integrar en la correa el puerto USB para no tener que andar con un cable micro-USB. La pulsera a nivel estético sí cumple, con un aspecto juvenil. Pero quizás sea necesario un poco más que una primera incursión.