Se alinearon los astros y se confirmaron los rumores, Sony ha anunciado oficialmente su Xperia Z2 en el MWC 2014. Una apariencia muy similar a la del primer Xperia Z (más que al Xperia Z1), un ligero rediseño del botón de inicio, lanzamiento en marzo y sobre todo grabación en vídeo 4k son sus principales cartas para la batalla.

Hemos podido probar de primera mano el nuevo terminal insignia de Sony y hasta ahora lo que hemos podido ver luce bien, muy bien. El Snapdragon de cuatro núcleos a 2,3 Ghz, acompañado de unos gloriosos 3 GB de RAM lo mueven todo con fluidez y tanto la grabación como la reproducción del contenido en 4k se realiza de manera suave y sin trompicones. Cuenta con una función de grabación en vídeo en slow-motion (sí, muy similar a la del iPhone 5s) que, aunque complicada de probar a pie de feria, también ha funcionado correctamente.

Xperia Z2-6

El teléfono es ligero (muy ligero, de hecho) y a falta de comparar con datos oficiales se siente algo más delgado que el Xperia Z y el Xperia Z1. La pantalla, una de las grandes tareas pendientes en los terminales anteriores, ha mejorado bastante y tanto el rango dinámico como el ángulo de visión, que era desastroso en el Z, están a la altura de las circunstancias cuanto menos. No hay variaciones en cuanto a colores de carcasa, con el mismo negro, blanco y el peculiar morado. Incorpora, cómo no, la resistencia al agua y al polvo con el estándar IP58 que ya vimos por primera vez en el Xperia Z. Eso sí, el incómodo mecanismo de solapas que hay que quitar y poner cada vez que cargamos el teléfono para aislarlo de los elementos ha mejorado algo y ahora, en lugar de 4, encontramos una sola ranura donde se encuentran todos los puertos. Más cómo y más sencillo.

Xperia Z2-7

Aunque la construcción general del terminal recuerda más a la del Z, los bordes y los biselados son mucho más parecido a los del Z1. Bien por tanto en prestaciones porque técnicamente es una bestia parda, bien por tanto en diseño si te gustaron los Xperia Z anteriores (porque es un mix de ambos modelos) y bien en cuanto a funcionalidades nuevas como la grabación en vídeo a 4K. ¿El problema? El problema con Sony sigue siendo el mismo que vimos del Z al Z1. No hay apenas nada en este terminal que suponga un salto radical con respecto al modelo anterior. 4k aparte, no veo ninguna funcionalidad «sexy» que me haga mirar al Xperia Z con ojos golosos, veo un gran teléfono, un gran hardware y cosas que me gustan mucho pero no veo un terminal icónico. Un terminal no ya solo que destaque frente al resto de la competencia, sino que destaque con respecto a los anteriores modelos de Sony.

Analizaremos a fondo el terminal cuando dispongamos de una unidad de prueba y publicaremos nuestras primeras impresiones en vídeo próximamente. Puede seguirse la cobertura del Mobile World Congress 2014 de Hipertextual en Twitter, Facebook e Instagram con el hashtag #HipertextualMWC.