Samsung es famosa por crear mil y una variantes de sus productos estrella (la familia Galaxy S), algo que, generalmente, suele ser criticado por la mayoría del público. Sin embargo, el Samsung Galaxy S4 Black Edition, la última versión del famoso Samsung Galaxy S4, parece salirse de esa tendencia, pues, a diferencia del resto de versiones que Samsung ha creado a lo largo del 2013 del Samsung Galaxy S4 original, este Samsung Galaxy S4 Black Edition aporta una característica única que muchos usuarios llevábamos reclamando en los terminales de la familia: mejores acabados.

Así pues, este Samsung Galaxy S4 Black Edition incorpora una trasera de policarbonato negro que imita a la piel, dejando un acabado muy sobrio y elegante, así como mucho más premium que el acabado que encontramos en el Samsung Galaxy S4 original y en la mayoría de smartphones de la marca. Para que se hagan una idea, las sensaciones son muy similares a las que encontramos en el Samsung Galaxy Note 3. Se echa en falta un SoC Qualcomm Snapdragon 800 entre sus características Por lo demás, este Samsung Galaxy S4 Black Edition es exactamente igual que el Samsung Galaxy S4 original: Qualcomm Snapdragon 600, 2 GB de RAM, pantalla de 5 pulgadas SuperAMOLED Full HD… etc. Si bien dichas características técnicas no son para nada malas, no habría estado de más que Samsung hubiese incorporado el Qualcomm Snapdragon 800 en esta nueva versión, dándole un empujoncito extra en lo que a potencia se refiere.

Este acabado empleado en esta versión del Samsung Galaxy S4 Black Edition nos deja entrever, al mismo tiempo, cómo podría ser el diseño del Samsung Galaxy S5, un smartphone que, como muchos ya sabrán, será presentado casi con total seguridad el próximo día 24 de febrero en Barcelona (en el marco del Mobile World Congress 2014). Honestamente, si combinan este acabado trasero con detalles de aluminio y las mismas líneas curvas empleadas en el Samsung Galaxy S4, el diseño del Samsung Galaxy S5 puede ser fácilmente uno de los mejores de este 2014 (a falta de ver lo que presenta la competencia, claro).