Arreglar cualquier problema con un ordenador es un trabajo de descarte, así sea porque tu disco duro está dando problemas o porque un puerto USB no quiere funcionar. Si has tratado de usar un pendrive y uno de los puertos no lo lee es posible que ese puerto tenga un problema, especialmente si este mismo dispositivo sí funciona al introducirlo en otros puertos del mismo gadget o de cualquier otro, como un TV, para dar un ejemplo.

Esto no pasa frecuentemente porque estos puertos USB suelen ser muy duraderos, pero te puede suceder, así que tienes que seguir ciertos pasos para descartar cuál es el problema que está presentando y cuál sería la solución.

¿Es el pendrive o el puerto USB?

Antes que nada tienes que saber muy bien si es que el flashdrive que estás usando funciona correctamente porque puede ser que sea esto lo que esté dañado, algo que pasaría con más frecuencia. Así que comienza probando el pendrive en varios puertos de tu computadora, en el TV o cualquier otro aparato donde puedas usarlo a ver si es leído.

¿No es leído por ninguno? Entonces, lo siento, pero tu pendrive está, posiblemente, dañado. ¿Funciona en todos los puertos USB donde lo colocas menos uno de tu PC? Entonces tienes un problema en dicho puerto. Para asegurarte de que ese puerto tiene un problema mete varios dispositivos, así sea un ratón, teclado u otro pendrive a ver si lee alguno. ¿Nada? Continúa al siguiente paso.

Examina físicamente

Fíjate si tu puerto USB se nota dañado cuando lo miras o haz una prueba simple: coloca un flashdrive nuevamente y verifica si se mueve a los lados fácilmente. Haz esto con cuidado porque no quieres terminar de arruinarlo o empeorar la situación dañando algo más del hardware. Si ves que está muy suelto entonces tendrías que cambiar el puerto USB, algo de lo que hablaremos al final. Si en esta prueba el puerto no se mueve, continúa al siguiente paso.

Reinicia la computadora

Aunque no lo parezca, más de una vez el problema podría ser arreglado con un simple reinicio del ordenador, una práctica que es excelente para resolver más problemas de lo que se cree. Así que, antes de ponerte a hacer algo más avanzado, apaga el sistema completamente y vuelve a prender la PC. Si esto aún no funciona, seguimos con el Administrador de Dispositivos de Windows.

Administrador de Dispositivos

Puede ser que el problema tenga que ver con algún driver y para revisar esto tienes que ir al Administrador de Dispositivos de Windows que lo puedes conseguir abriendo el menú inicio, escribiendo devmgmt.msc y presionar ENTER. Tendrás ahora una ventana donde buscarás “Universal Serial Bus Controllers”, que usualmente se encuentra al final de la lista, y desplegar todo lo que está instalado.

Una vez ahí deberás buscar algo importante, las palabras claves son USB Host Controller. Delante de esto puede decir otra cosa y después también, pero si aparecen sin ningún signo de exclamación, quiere decir que están bien instalados, como se ve en la captura que es mi PC que no tiene problemas en los puertos USB. Si no los ves, puede ser que este sea el problema.

Ahora, para resolverlo ve al botón para buscar cambios de hardware (que te apunto también en la captura) para que el ordenador se vea obligado a revisar todo el hardware nuevamente y así consiga el problema e instale el controlador que hace falta. Si esto no lo arregla, podemos hacer algo más.

usb host controller

Si el USB Host Controller sí aparece pero no está funcionando igualmente, podemos hacer otra cosa más para tratar de resolverlo. El único problema es que vamos a desinstalar los drivers de forma deliberada, así que si tienes un ratón o un teclado conectado, dejarán de funcionar. Debes tener esto en cuenta.

Ubica todos los renglones donde diga USB Host Controller, haz click derecho sobre esto y luego desinstala. Dejarán de funcionar todos los puertos USB y podrás reiniciar ahora tu computadora, cosa que puedes hacer presionando por unos segundos el botón de encendido ya que los periféricos no estarán funcionando. Cuando el sistema operativo vuelva a iniciar tratará de conseguir los drivers necesarios y todo vuelva a funcionar normalmente. ¿Aún nada? Entonces las cosas son un poco más graves de lo que pensábamos.

¿Hardware dañado?

Quizás el problema no es de software sino de hardware, es decir, quizás tienes que cambiar el puerto USB completamente, algo que es bastante fácil de hacer en una computadora de escritorio pero más complicado si usas una portátil. En este caso tendrías que conseguir a alguien que sí sepa cómo repararlo u optar por algo más simple, como comprar un USB Hub para sacar el máximo de el o los puertos que aún están en funcionamiento.