Punto y final. El Mobile World Congress 2014 ya está virtualmente finalizado, sobre todo en cuanto a novedades presentadas. Ha sido un Mobile casi acaparado por la expectación por ver al Samsung Galaxy S5, pero hemos visto algunas novedades interesantes. Otras, no tanto. Dejamos un repaso a todos esos aspectos que vimos en la feria. Sin ningún orden en particular.

Lo mejor

  • Samsung Galaxy S5. Convenció. Sobre todo porque el diseño es bastante bueno, quitando el modelo dorado, y Samsung centró sus novedades en aspectos importantes, como la rapidez de enfoque de la cámara, el modo de ahorro de batería, o la propia duración de la batería; en lugar de más gestos en el aire o con la mirada, o el tipo de cosas que destacaron en la presentación del S4.

Mobile World Congress 2014

  • El Unpacked de Samsung. En la línea de lo anterior. El año pasado Samsung hizo una presentación de dos horas que tenía más de musical rancio que de lanzamiento estrella. Este año, el polo opuesto: algo breve, directo, al grano y centrado en el producto.
Mobile World Congress 2014
Unpacked del Galaxy S4
  • Gear Fit. O «algo así es lo que deberían ser los wearables«. Una pantalla curvada que sí tiene sentido en una muñeca, algo bastante discreto y con funciones directas más allá de atajo entre nuestros ojos y el smartphone. Como las aplicadas a la monitorización de la actividad física.

Mobile World Congress 2014

  • Nokia X. La estrategia de Nokia con la familia X es como mínimo interesante e intrigante. Usar el atractivo de las aplicaciones de un Android (esto incluye incluso launchers) para «atrapar» a los usuarios en los servicios de Microsoft, y quizás en un futuro catapultarlos a Windows Phone donde tienen una interfaz, unos servicios y unos dispositivos que ya les serán familiares.

Mobile World Congress 2014

  • Nokia 220 y Firefox OS por 25 dólares. Expliqué la importancia del 220 en países en vías de desarrollo. Hablar de smartphones de unos 100 dólares como enfocado a ellos es limitarlo a países que ya cuentan con recorrido en su desarrollo. Otros países acostumbran a salarios de 100 dólares o menos. No tiene sentido pensar que pueden gastar todo un salario en un smartphone. Para ellos está la opción de estos dos terminales, la democratización real de los smartphones con acceso a internet y redes sociales.

Mobile World Congress 2014

Lo peor

  • Grandes marcas en horas bajas. Va sobre todo por HTC. Veo lógico que quiera presentar su smartphone estrella el mes que viene en un evento exclusivo para que nadie le haga sombra. Pero su presencia en el MWC ha sido discretísima. Quizá podría haber hecho ese mismo evento antes del MWC y no después para desvelar creando expectación su nuevo HTC One. LG tampoco ha tenido demasiado protagonismo, en parte porque su G2 Mini no tiene nada de gama alta aparte del principio de su nombre, en parte porque el LG G Flex todavía no nos ha dejado claro de qué va su valor añadido por ser curvo, al margen de su espectacular carcasa autorreparable.

HTC Desire 610

  • El discurso de Yoigo. Dijo su CEO Eduardo Taulet que los servicios que usen sus redes deberían pagar a las operadoras por ello, poniendo el ejemplo de WhatsApp. Volvemos al discurso de operadora que no quiere ver que si muchas personas contratan tarifas de datos es precisamente porque pueden usar este tipo de servicios. De operadora que no quiere ser consciente de que la época de cobrar 20 céntimos por cada SMS y 30 céntimos por minuto de llamada ya ha pasado.

yoigo crecerá en el mercado durante el 2013

  • Wearables mediocres. Un buen ejemplo de esto es Talkband, la propuesta de Huawei. Su correa es bastante acertada en diseño, y el hecho de incluir en ella un conector USB. Pero lo de ese enorme auricular / pantalla que se puede extraer y colocar en la oreja para hablar por teléfono es, en una palabra, creepy. Y muy grueso.

Talkband 1

  • La sensación de que a Sony le faltó rematar. No es que el Xperia Z2 sea de lo peor del MWC ni mucho menos. De hecho es un buen terminal. Pero no ha corregido algunas carencias del Z1, como los grandísimos marcos (sí lo ha hecho con la pantalla, como el Z1 Compact), y no ha aportado demasiado respecto al modelo anterior. Da la sensación de que se podría haber hecho algo más. Lo del porcentaje de pantalla que ocupa el frontal empieza a pesar.

Mobile World Congress 2014

  • Los stands de fabricantes chinos. Pasaron desapercibidos y con razón. Decepción absoluta, no tenían nada llamativo que mostrar, nada atractivo. Al revés. No duramos mucho allí viendo la mala organización que tenían así como la baja calidad de lo que mostraban.