En el capitulo de excentricidades de la semana, además de la estrategia publicitaria de Samsung hay que hacerle un hueco al co-fundador de Apple Steve Wozniak. En sus últimas declaraciones, el que fuera mejora amigo y socio empresarial de Steve Jobs tiene las cosas claras: hay que hacer un iPhone con Android. Una auténtica locura que tiene poca o ninguna cabida en la estrategia a corto, medio o largo plazo de Apple.

Steve Wozniak siempre ha sido una persona de ideas ámplias, innovadoras y que a muchos nos parecen más una forma de salir en los medios de comunicación que una exposición argumentada. Pese a todo la última de ellas es digna de mención: un iPhone con Android, un hardware de Apple con software de Google.

Pero Wozniak tiene las cosas claras, tal y como ha comentado a Wired:

«(…) Podríamos competir realmente bien en este mercado secundario. A la gente le encanta el aspecto, estilo y fabticación de lo que hacemos en nuestros productos (refiriendose a Apple) en comparación con otras ofertas de Android. Deberíamos jugar al mismo tiempo en ambas bandas.

Además expuso que debido a las licencias abiertas de Android, Apple podría fabricar su propia distribución especialmente adaptada a sus necesidades y hardware del smartphone; poniendo el ejemplo de Amazon. iPhone con Android, una forma de «jugar a dos bandas» según Wozniak Todo ello bajo el auspicio de que Apple no se ha estancado y la idea del iPhone con Android podría ser un nuevo golpe de efecto al mercado.

Junto con este hipotético producto, el co-fundador de Apple también se atrevió a hablar de los posibles nuevos productos de la compañía como la televisión inteligente Apple TV y el hipotético iWatch. «Los grandes productos llegan desde equipos de desarrollo muy pequeños. (…) Las nuevas categorías de producto no se dan muy amenudo, tal vez una vez cada década». Según Woz, Apple estaría esperando al momento adecuado para lanzar sus nuevas categorías de productos.

iPhone con Android

Sea como fuere, lo cierto es que la idea de un iPhone con Android rompería de lleno con el ADN de la compañía, que apuesta por un ecosistema único basado en iOS y OS X. ¿Qué opinarían los desarrolladores ante esta apertura? ¿Cuál sería la reacción de los usuarios? Ese punto de exclusividad que poseen los productos de la compañía se perdería para siempre.