Tras las primeras impresiones del Galaxy S5 que publicamos ayer on-the-go tras probar el nuevo buque insignia de Samsung, hoy, en el día 3 del MWC 2014, hemos podido estar a solas con un S5 sin anclaje para probarlo con mayor libertad. Como de lo principal ya hablamos en esas primeras impresiones, me centro en lo que ahora sí hemos podido descubrir o conocer más a fondo, así como en las preguntas que nos habéis enviado vía Twitter.

  • Capacidad real de almacenamiento. Una decepción. De los 16 GB totales del terminal, apenas quedan libres unos 8 GB. Peor que los 9,15 GB del S4. Entre la ROM y las aplicaciones del sistema se ocupa el 50 % de la capacidad. Punto bastante negativo, sobre todo para un terminal que graba vídeo 4K.

  • Posibilidades que da el sensor dactilar. Más allá del desbloqueo, el S5 permite darle otros usos. Por ejemplo, la integración de pagos móviles vía Paypal o la posibilidad de configurar una zona infantil a la que escojamos qué aplicaciones permitirá acceder. Una pregunta que nos llegó era si para desbloquear el terminal había que pulsar o deslizar el dedo. Hay que deslizarlo de arriba a abajo. Una buena noticia: también funciona con el dedo de lado, no hace falta que sea totalmente recto como en el One Max de HTC.

  • Tres dedos configurables para el sensor dactilar. Lo normal sería el pulgar de cada mano del propietario, y un tercero para una persona de confianza o la zona infantil que mencionábamos. Desde Samsung nos han explicado que en teoría se pueden asignar restricciones a cada ‘perfil’ marcado por la huella, como vetar el acceso a las fotografías, por ejemplo. No obstante, no hemos localizado esta función y no nos ha dado tiempo a más en la demo.

  • Autonomía impactante. Más de un día en reposo con más de 6 horas de pantalla, y estaba al 15 % en el momento de entrar a la medición. La batería es de 2.800 mAh, la verdadera optimización ha sido vía software.

  • Disponibilidad el 11 de abril, pero no se conoce precio oficialmente, más allá de la reserva en Amazon por 729 euros en España. Tampoco el plazo de llegada exacto a determinados países (muchos nos preguntasteis por Argentina).

  • Gear Fit tampoco tiene precio oficial. Será compatible con los Galaxy más recientes, un total de 17 dispositivos. Tampoco nos han confirmado si habrá packs comerciales para comprarlos de forma conjunta saliendo más económico.

  • Tapa del puerto micro-USB: nos preguntasteis por la resistencia. Parece más que suficiente, no se nota endeble ni por supuesto presenta problemas aparentes. Hubiese sido una locura que Samsung presentase algo así. Como extra, la carcasa trasera extraíble tiene una membrana que recubre la batería para que en el caso de que entrase agua, no llegase a la circuitería.