Los marcos de fotografías digitales no son nada nuevo, todo lo contrario, existen desde hace bastante tiempo permitiendo que siempre puedas rotar las imágenes que quieres mostrar. Hay uno que traen impresoras incorporadas, incluso, otros reproducen fotos almacenadas en la web, y también existen aplicaciones que convierten cualquier tablet con Android en un porta retrato digital que muestra fotos de todo tipo de redes sociales, como Dayframe.

Ahora aparece Flink, un marco para fotografías que no solo se conecta a la nube para rotar las fotografías sino que también es social porque otros pueden compartir imágenes en un solo marco si son invitados. El proyecto está en Kickstarter ahora mismo y ha recaudado 20.000 de 80.000 dólares que han pedido, y les falta aún 25 días para terminar la campaña.

Flink ofrece una pantalla de ocho pulgadas con una resolución 1024x768px y un diseño muy simple y minimalista que se vería bien en cualquier hogar. Todas las fotos que se muestren este dispositivo serán redimensionadas de forma automática para que se vea bien en la pantalla.

Hay que dejar claro que lo que lo hace social no es que puedas conectar a tus cuentas de Instagram y Facebook para que las fotos se muestren, sino que más bien, a través de una aplicación móvil podrás darle acceso a amigos y familiares para que ellos también agreguen nuevas fotos. Por ejemplo, si tienes un sobrino nuevo, puedes darle permisos a sus padres para que siempre muestren lo que el sobrino está haciendo, así sea fotografías de sus primeros pasos o su primer disfraz.

Los creadores de Flink prometen que subas todas las fotos que quieras a su servicio en la nube que usa Amazon Web Services. El espacio es ilimitado para todo aquel que compre un Flink desde Kickstarter, o para los que aporten más de US$20.

Se puede comprar un Flink ahora mismo por US$99 en su campaña de Kickstarter y se despachará en mayo de este año.