En las últimas semanas hemos visto como el adictivo juego Flappy Bird ha incrementado exponencialmente su popularidad en las tiendas de aplicaciones, logrando colarse entre los 10 primeros puestos tanto de la App Store como de Google Play. Dicho crecimiento ha llegado a proporcionar unos ingresos de hasta $50.000/día a su creador, Dong Nguyen, el mismo que ha afirmado hace escasas horas mediante su cuenta de Twitter que, a pesar de que se encuentra en su momento más dulce, retirará el popular juego de todas las tiendas de aplicaciones en las próximas 24 horas.

En un primer momento, la única explicación que encajaba a la perfección eran los supuestos problemas legales a los que Flappy Bird se podría enfrentar debido a su similitud con el archiconocido Super Mario Bros. Sin embargo, el propio desarrollador ha confirmado en su cuenta de Twitter que esa no es la razón causante de esta decisión, ni tampoco una posible compra del juego por parte de alguna compañía «grande» de la industria de los videojuegos. Al parecer, todo se debe a los problemas personales que ha creado Flappy Bird a su desarrollador desde que su popularidad estalló en las últimas semanas.

Esta noticia contradice completamente al anuncio de su llegada a Windows Phone en febrero (algo que probablemente no se produzca jamás), realizado por el propio desarrollador de la aplicación en su cuenta de Twitter hace escasos días. Asimismo, también desencaja con los rumores sobre una posible continuación del juego en los próximos meses.

Sea como sea, esta es una triste noticia para la industria de los videojuegos, pues, aunque se trata de un juego muy simple, ha conseguido cosechar una gran cantidad de fans en las últimas semanas. Esperamos que Dong Nguyen proporcione más detalles sobre los motivos que le han llevado a tomar esta decisión en las próximas horas.