Hace un par de semanas, vi en AppleWeblog una noticia que me alegró bastante: Dungeon Keeper llegaba por fin a iOS. Comencé a imaginarme reviviendo en mi iPhone aquellas partidas de la infancia en mi flamante Pentium II con 16 MB de RAM, sandwich de Nocilla en mano. Más aún me gustó ver que se mantenía ese espíritu en cierta forma maléfico y de humor negro en pequeñas dosis. Y por supuesto, más todavía me sedujo ver que iba a ser gratuito. Por supuesto, imaginé que tendría una buena colección de micropagos. Pero no pude imaginar que EA se encargaría de convertir Dungeon Keeper en un juego pésimo, en una estafa, en algo vergonzoso. Con Dungeon Keeper, EA ha sobrepasado los límites.

Dificultad baja para captarte, exigencia de dinero infinita.Cuando empieza el juego todo es amabilidad, sencillez e inmediatez. «Cava aquí», «abofetea a este diablillo», «motiva a tus diablillos», y una curva de aprendizaje bien suave para no espantar a nadie. El «cava aquí» es en una zona de tierra blanda, y en unos pocos segundos estará lista. Todo funciona fluido al principio. La interfaz y la mecánica del juego, al menos en su adaptación a una pantalla táctil, desde luego no son las mejores, pero en peores plazas hemos toreado. Al rato, empieza la tormenta.

Estas palabras no son casuales ni inocentes.
Estas palabras no son casuales ni inocentes.

Rocas, oro, maná, gemas… Todo gira en torno a exactamente la misma idea: el juego se interrumpe de forma constante para que tengas que esperar desde unos segundos hasta varias horas o un día entero para poder continuar. Salvo que pagues. De forma muy recurrente. Al tener que cavar el perímetro del mapa, se acabaron las palabras amables. Has de pagar. Y no es una invitación, es un chantaje abusivo.

Es desesperante. Imagina que en GTA V pudiéramos completar hasta la primera misión con facilidad. A partir de ahí, al acabar una misión, tenemos que esperar 24 horas (del mundo real, claro) o pagar 5 dólares para poder continuar jugando. Al personalizar un coche, 3 horas o 4 dólares. Al acabar la munición de un arma, 12 horas o 6 dólares. Y así con cualquier acción. Para seguir el paralelismo, en Dungeon Keeper completar una misión principal y una secundaria del GTA V costaría una semana, sin exagerar.

Dungeon Keeper no exige habilidad ni constancia, sólo tu dinero. Una y otra vez.Con juegos como este (aunque este es el caso más sangrante que he visto), EA se ha encargado de demostrar dos cosas: que el free-to-play ha llegado demasiado lejos, y por qué es la compañía peor valorada en Estados Unidos. Y no soy ningún talibán anti-EA, soy un fiel evangelizador de la saga FIFA. Pero lo relevante ahora es lo primero. Se ha pasado del free-to-play al pay-to-play encubierto, y mucho peor que si fuese una simple aplicación de pago. Si no pagas, no se puede hacer absolutamente nada más que mirar la pantalla y esperar durante horas. Además, mientras se avanza, la dificultad no aumenta. Dungeon Keeper no te exige habilidad ni constancia, sólo quiere tu dinero una y otra vez.

Mucho dinero o muchísimo tiempo, tú eliges como superar esto.
Mucho dinero o muchísimo tiempo, tú eliges como superar esto.

No me molesta en absoluto el modo free-to-play bien implementado, o incluso los DLC en juegos de pago. Si quieres un coche clásico en Forza 4, lo pagas, y si no podrás seguir compitiendo igual con el amplio catálogo que ofrece. En Dungeon Keeper no hay opción que no sea o pagar o directamente no poder jugar. Entendería que llegado a un punto del juego gratuito, en el que se entienda que te ha gustado y has llegado relativamente lejos, te pida pagar y apoyar al desarrollador. Incluso entendería pagar por él unos dólares por descargarlo. Lo único bueno de Dungeon Keeper es que no funciona en smartphones antiguos, al menos alguien podrá ahorrarse esta vergüenza de juego. Por mi parte, tiene un 0.

P.D: Si alguien nota el desequilibrio entre las reseñas de App Store y Play Store, tiene una explicación que dieron en VidaExtra. El juego pide ser calificado con dos opciones, de 1 a 4 estrellas y 5 estrellas. La primera opción pide un comentario interno para EA, pero no llega a Play Store. La segunda opción sí lleva directamente a Play Store. Así sólo quedan contabilizadas las ‘reseñas’ de los incautos que le hayan dado 5 estrellas. Lo que EA ha hecho con Dungeon Keeper es lamentable.