Si algo nos ha dejado Las Vegas este año, ha sido una gran variedad de televisores en todos los tamaños, formas y colores. Los fabricantes han aprovechado el calado del evento para sacar a relucir sus apuestas para este año, y los principales protagonistas son precisamente los nuevos paneles con la resolución que seguramente habrá de marcar la pauta de aquí en más: 3840 x 2160.

Por ahora la mayoría de casas grandes han subido bastante el listón de los precios con la idea de sacar el máximo provecho posible al tirón que se está generado con el asentamiento de la nueva tecnología. Sin embargo, no todos tienen la misma filosofía, y en el caso de un puñado de fabricantes dentro de los que resalta especialmente Vizio, los precios al alcance de todos siempre han sido el estandarte. También Netflix pondrá el contenido 4K en las pantallas de Vizio De este modo, Vizio ha llevado un completo arsenal al CES 2014, no bastándose con un único panel. Como punto de partida, han presentado su modelo de entrada con pantalla de 50 pulgadas en diagonal. Este televisor 4K ya fue presentado hace algunos días al comienzo del evento, pero parece que estaban esperando hasta el final para tener una última palabra de peso al momento de revelar que solo costará unos $999.99 muy competitivos si se toma en cuenta otros productos similares.

Pero lejos de querer privarse de ofrecer productos que compitan contra algunos de los pesos más pesados vistos por estos días en Nevada, también han presentado un televisor con pantalla de 70 pulgadas, también con resolución 4K, por unos algo más restrictivos 2,599.99 dólares.

Y claro, con la ausencia de contenidos para estas resoluciones, Vizio ha tenido que apañárselas recurriendo a Netflix, quienes ya han prometido que estarán en estos televisores para que sus compradores puedan disfrutar de contenidos 4K en streaming.

Por ahora los Vizio P-Series, se nos antoja una de las más interesantes de cara a aquellos que no quieran gastar demasiado, y es que comparados con otros televisores que se sitúan en el mismo segmento, como los de Polaroid, la calidad de fabricación se ha cuidado bastante, cosa en la que no reparó demasiado el antiguo fabricante de cámaras.