Hace unos días opinaba Jaume que no necesitamos pantallas UHD en nuestros smartphones refiriéndose a que hay bastantes más prioridades en este sector que seguir glorificando las pantallas, como por ejemplo mejorar la autonomía de las baterías. Desde luego, Vivo no opina lo mismo, y ha lanzado el Vivo Xplay 3S con pantalla QHD. Una verdadera bestia en cuanto a su pantalla que muchos considerarán excesiva, pero cuyas especificaciones impresionan.

Vivo Xplay 3S
Empezando por su resolución: 2560 x 1440 píxeles, que en sus 6 pulgadas de tamaño deja una densidad de 490 píxeles por pulgada. Al contrario de lo que puede hacer pensar el hecho de no ser una marca con gran trayectoria ni renombre, el resto de sus especificaciones también son de sangre high-end. La lista completa es la siguiente:

  • Pantalla: 6 pulgadas
  • Resolución QHD 2560 x 1440 píxeles
  • Procesador: Snapdragon 800 quad-core a 2,3 GHz
  • Cámara: 13 megapíxeles, apertura f/1.8 / frontal 5 megapíxeles
  • Memoria RAM: 3 GB
  • Almacenamiento: 32 GB
  • Medidas: 158.2 x 82.6 x 8.7 mm

Otro de los aspectos que llaman la atención del Vivo Xplay 3S es el hecho de tener los marcos de la pantalla muy muy finos, como indican en PhoneArena algo bastante necesario en un smartphone de 6 pulgadas para evitar limitar la experiencia de uso y hacerlo inmanejable. Aunque un grosor inferior, como el del gigante Xperia Z Ultra, de 6,5 milímetros, hubiese ayudado algo más. También indica que su antena LTE es funcional en cualquier parte del mundo, al haber incluido soporte para bandas internacionales en lugar de limitarlas y hacerlas inútiles fuera de China, como suele ocurrir con bastantes smartphones que vienen de esta región.