Virgin Mobile sigue creciendo en Latinoamérica y después de su llegada a países como Chile y Colombia y de meses de anunciarse su próxima llegada a México, el día de hoy la compañía de Richard Branson ha afirmado que está en espera de aprobación de los entes regulatorios de México y Brasil para iniciar completamente operaciones.

Hace un tiempo habíamos visto además prácticas no muy santas para el inicio de operaciones de Virgin Mobile en México. Sin embargo ya todo se ha dado para esto y por lo tanto Virgin Mobile en México tan sólo está esperando la aprobación de Ifetel, si bien la organización ya está está consolidando su tan famoso equipo comercial y de servicio al cliente. En cuanto a Brasil, el organismo encargado de dar la aprobación es Anatel, la agencia nacional de telecomunicaciones. De igual manera como funciona en Colombia y Chile, Virgin Mobile en México y Brasil funcionará bajo las redes de Telefónica, con Movistar en México y Vivo en Brasil.

Telefónica y América Móvil son los dueños del mercado en LatinoaméricaHasta el momento, el negocio de las OMV es todavía incipiente en Latinoamérica en general. Chile y Colombia siguen siendo los países más desarrollados en este sentido y aún así, la participación de mercado de las OMV en ambos países sigue siendo muy baja. El mercado todavía cuenta con muy pocos jugadores, y esto sumado a la poca relevancia de los existentes, significa que el inicio de operaciones de Virgin Mobile en México y Brasil de la mano de Telefónica no cambiará, en principio, la configuración del mercado actual, donde América Móvil y Telefónica son los reyes absolutos, coronándose como dueños del mercado de telefonía móvil en la región. Una de las grandes ventajas de Virgin Mobile frente a su competencia es su servicio al cliente y comunicación cercana con los usuarios. A largo plazo es probable que transforme el sector de las telecomunicaciones debido a que los usuarios van a empezar a ver las ventajas de un buen servicio al cliente que muchas grandes operadoras, actualmente, no logran prestar.