La compañía NVIDIA confirmó hoy el rumbo que hace un tiempo se observa que está tomando: apostar su futuro al mundo del gaming móvil que tanto ha crecido en los últimos años. Jen-Hsun Huang fue el encargado de presentar en la conferencia de la empresa en la CES 2014 al nuevo chip Tegra K1 que cuenta con 192 núcleos CUDA. El motor gráfico Unreal Engine será soportado por este nuevo hardware, lo que permitirá llevar videojuegos de computadores de escritorio a dispositivos móviles.

Tegra K1, construido con la arquitectura Kepler, promete solucionar el dilema del programador porque para estos será necesario desarrollar en una sola plataforma. La potencia de esta nueva pieza de hardware es exponencialmente mayor a la de las versiones anteriores permitiendo gráficos de última generación en dispositivos que estaban limitados a computadores de escritorio o consolas de videojuegos. Los 192 núcleos funcionando con la tecnología CUDA, propiedad de NVIDIA, permiten ejecutar cálculos paralelos para aprovechar al máximo la GPU. El nuevo chip de NVIDIA funciona con DirectX 11 y consume nada más que 5W.

tegra k1

El motor gráfico Unreal Engine 4 soportará Tegra K1, lo que significa que todos los videojuegos desarrolados utilizando este software podrán ser utilizados en dispositivos móviles sin mayores problemas. La noticia es muy importante, teniendo en cuenta la cantidad de videjuegos de última generación que pertenecen a esta lista.

El chip vendrá en dos versiones. Una con el procesador A15 de cuatro núcleos de 32 bits, y otra de 64 bits con la CPU ARM “Denver” de la compañía, que fue el utilizado en la conferencia para controlar la presentación mostrada al público.

nvidia tegra k1

El objetivo de Tegra K1 es conseguir gráficos al nivel del fotorrealismo. Para demostrar esto, en la conferencia se mostró un rostro humano y diversos ambientes de ciencia ficción recreados hasta el último detalles utilizando el nuevo chip desde una tablet Android, sistema operativo el cual el CEO de NVIDIA definió como la tecnología más disruptiva de los últimos 20 años. Los resultados logrados con este nuevo chip con realmente sorprendentes y veremos en un futuro cómo termina afectando a la industria móvil y de videojuegos.

En el evento también se ha demostrado el potencial de este chip para el diseño industrial, permitiendo crear modelos con naturales efectos de iluminación y texturas perfectamente acabadas, y también para ser el centro de procesamiento del auto del futuro, con un video que mostraba al Tegra K1 encargándose de manejar un sistema de conducción asistida.