Esto de ser el primero en presentar algo siempre es un gran orgullo para cada marca. Y a veces no se trata de ser el primero en sacar un producto al mercado, sino de demostrar que fuiste quien lo mostró a las masas antes que nadie. Ese es el caso del nuevo televisor del que Sharp ha estado haciendo alarde en Las Vegas.

Presentado como el primer televisor 8K LCD 3D sin gafas del mundo, en un stand del CES se deja ver la impresionante pantalla de 85 pulgadas con la que Sharp nos invita a imaginar el futuro del consumo de contenidos. Una tecnología que difícilmente veremos llegar en el futuro próximo Más allá de la impresionante resolución de 7.680 x 4.320 píxeles que ofrece su panel LCD, y que seguramente será el estándar en unos años, lo que más llama la atención es que permite disfrutar de contenidos 3D sin necesidad de usar las ya tradicionales gafas que se hicieron tan común hace un par de años en los televisores que los fabricantes intentaron con tanto esmero vendernos.

Esta pantalla ha sido desarrollada en colaboración con Philips y Dolby, y si te has enamorado de la idea, tenemos la desdicha de tener que devolverte a la tierra, puesto que se trata de poco más que un prototipo. Así pues, no esperamos ver algo como esto llegando al mercado en los próximos meses, y quizás tampoco en el próximo par de años.

Al menos ya sabemos que los nipones están trabajando duro por el futuro, mientras nos terminamos de acostumbrar a las pantallas 4K que seguramente terminarán de asentarse este año.