Aunque al principio, en Samsung probaron suerte con introducir en el mercado un smartphone que iba un paso más allá con su cámara, poniéndose al nivel de una compacta en el tope de su segmento, al final terminaron decidiendo que era mejor estrategia presentar una cámara con capacidades de smartphone, que aunque parece lo mismo, no lo es.

Es así como desde hace algunos meses ya, los coreanos han estado tratando de crear un nuevo nicho de mercado en el que hasta ahora casi nadie ha intentando incursionar. Y si bien aún no han publicado ningún tipo de cifras que nos permitan hacernos alguna idea de qué tan bien les están saliendo las cosas a su Galaxy Camera, el optimismo parece dejar sentirse ahora que finalmente han presentado una segunda generación del producto. Graba vídeo 1080p a 120 cuadros por segundo La nueva Galaxy Camera 2 repite varios de los elementos que nos encontrábamos en la generación anterior. Así pues, tal como es de esperar, será Android el encargado de darle vida, esta vez en su versión 4.3. En cuanto a la resolución, la capacidad de zoom, y la pantalla, también se repite la formula, con 16 megapixeles, 21 aumentos y un panel diagonal de 4,8 pulgadas, respectivamente.

Pero así como han mantenido algunas de las cosas con las que se sentían cómodos, también han decidido mejorar otras, como por ejemplo, una actualización en el procesador, que se sitúa ahora en cuatro núcleos a 1,6 GHz, con lo que ahora tiene la potencia necesaria para grabar vídeo 1080p a 120 cuadros por segundo. Así mismo, han integrado una batería de mayor capacidad, con lo que esperan alargar un poco la autonomía.

El conjunto termina de completarse con Tag&Go, función que nos permitirá conectar la cámara al smartphone mediante NFC para poder compartir nuestras imágenes de manera sencilla.

En cuanto a la salida al mercado y precios, aun no han soltado prenda al respecto, por lo que nos tocará esperar un poco.