Tal como ya he dicho en otro artículo, hablar de que las cosas están mal para el PC siempre es tema polémico. Ya sea por renuencia a aceptar que lo que desde siempre han sido nuestros equipos favoritos ya no son el eje central de la tecnología en el hogar, o porque simplemente no todo el mundo se siente igual de comodo con los dispositivos móviles.

Sea como sea, y más allá de los gustos personales de cada quién, hay datos muy reveladores que sin duda nos ayudan a hacernos una buena idea de la salud de los ordenadores personales y de escritorio como mercado de consumo. En algunos casos se trata de meras tendencias que nos hacen caer en la cuenta de que los directivos de las empresas encargadas de fabricar ordenadores ya no ven las cosas tan claras como antes en su futuro, mientras que en otros, es información totalmente objetiva, testamento de lo que realmente está pasando.

Repasemos pues cuáles son los hechos que demuestran que los ordenadores tradicionales están siendo devorados por los dispositivos móviles, como tablets y smartphones.

Disturbios en las grandes empresas del sector

Aunque como norma general, solemos verlo como hecho aislado, no es coincidencia que la mayoría de empresas líderes en el ramo estén teniendo serios problemas de confianza en sus inversionistas. Por ejemplo, en muy poco tiempo vimos como por el sillón del máximo ejecutivo en HP pasaron muchas cabezas que tardaban poco en rodar, al mejor estilo de Game of Thrones.

El PC están siendo devorados por los dispositivos móviles: hechos que lo demuestran

Otro claro ejemplo está en Dell. Y aunque Michael se sigue manteniendo en el timón de la casa que él mismo fundó y lleva su apellido, recientemente tuvieron que comprar todas las acciones de la empresa y salir de bolsa, para evitar que la falta de confianza en los inversionistas les terminaran significando un duro golpe del que no poder levantarse.

En el caso de Acer, los taiwaneses también están viviendo un periodo muy duro de su historia. En los últimos años las acciones de la empresa han estado experimentado un lento pero seguro camino en declive, propulsado por los malos resultados en las ventas que trimestre a trimestre se hacen peores.

Medidas desesperadas para intentar remontar

Quizás siguiendo la sabiduría popular del renovarse o morir, el modo de intentar levantar cara por parte de todas estas casas ha sido recurriendo a medidas desesperadas que hace algunos años habrían sido inimaginables. Por ejemplo, cuando en 2010 Google intentaba encontrar socios para arrancar su aventura con los Chromebooks, prácticamente ningún fabricante estuvo dispuesto a apoyar una plataforma tan limitada como era Chrome OS.

acer android

En aquél momento solo Samsung se atrevía tenía los recursos para apostar por cualquier cosa sin importar qué, y el resto estaba muy a gusto diciéndose que el fenómeno de los móviles sería pasajero. Una historia muy distinta vivimos ahora, y prácticamente todos los fabricantes ya tienen en su haber un Chromebook, en lo que sin duda es un movimiento que busca intentar levantar ventas del modo que sea.

Yendo a peores, los últimos movimientos que hemos visto por parte de la industria hacen que la estrategia con Chrome OS parezca una excelente idea. Y es que la otra medida desesperada tomada por muchos fabricantes ha sido poner Android en ordenadores tradicionales. Y quizás algunos resultados estarán dando en Asia, puesto que Acer sigue haciéndolo, pero, por ahora, Android es un sistema operativo para móviles, y ponerlo en ordenadores de escritorio suena a intento desesperado por sobrevivir.

Las ventas de PC caen y caen y caen…

La tendencia comenzó en 2010 dentro de los Estados Unidos, y con el paso de los años se ha ido extendiendo al resto del mundo. Cada tres meses Gartner publica su informe de ordenadores personales que son puestos en el mercado en ese periodo. Y para el 2011 las cosas ya estaban bastante mal en todo el mundo, reduciéndose el crecimiento del PC de 13,6% el año anterior, a un penoso 0,5%, en todo el mundo.

gartner

Las cosas han venido yendo a peor, y llegado el momento de hacer auditoria en 2012, las ventas se habían reducido en un 3,5% respecto al 2011, lo que representa casi 15 millones de ordenadores menos. Pero lo peor ha llegado hace unos días, cuando en el informe global del año pasado los números reflejaron un descenso de ventas del 10%, representado por 35 millones de ordenadores menos.

Para colmo de males, los analistas ya se están mostrando bastante pesimistas, y no creen que las cosas vayan a mejorar mucho durante este año.

Los dispositivos móviles no paran de crecer

Los análisis de Gartner son mucho más optimistas con el mercado smartphone y tablet. Así, solo en 2013 las ventas de smartphones superaron por 6 veces las de ordenadores tradicionales. Y sí, son productos distintos destinados a nichos de mercado distintos, pero en el caso de muchas personas que solían usar el ordenador para conectarse a redes sociales, esa necesidad ha desaparecido con los dispositivos móviles, más económicos y fáciles de llevar.

En el caso de los tablets, por ahora se mantienen siguiendo el paso de cerca a los ordenadores tradicionales, pero se espera que en 2014 finalmente se igualen en ventas. Y es que aunque los ordenadores nunca tendrán igual importancia cuando se trate de producir contenidos, la mayoría somos simples consumidores, y nos basta con tablets o gadgets similares.

via-tablets-large

A todo esto, seguramente no faltarán argumentos por parte de nuestros lectores, como por ejemplo, que las ventas de ordenadores podrían seguir en ascenso pero no verse reflejadas porque se hacen en forma de equipos para ensamblar en casa, pero la realidad es que cada vez la gente compra más ordenadores listos y se toma menos molestias en ensamblarse uno propio en casa.

La realidad es que el PC, en su definición más ortodoxa, ha venido siendo desplazado por los dispositivos móviles en los últimos años, y esta tendencia probablemente habrá de mantenerse. No se trata de un hecho necesariamente malo, simplemente la tecnología ha evolucionado.