La feria de tecnología CES 2014 ya ha finalizado pero seguimos conociendo nuevas e interesantes novedades que vale la pena compartir. En este caso, LiFi, una tecnología que permite a un dispositivo interpretar luces y a partir de estas ejecutar una acción determinada.

LiFi, nombre que hace clara referencia a Wi-Fi, quiere crear una completamente nueva manera de enviar información a gadgets, y esto puede convertirse en algo especialmente útil en el caso de smartphones en tiendas o como una reemplazo para los feos e incómodos códigos QR.

El prototipo presentado en la feria era una smartphone Android que contaba con una pequeña pero importante modificación: la cámara frontal había sido reemplazada por un sensor de luz. De esta manera, el dispositivo podía ejecutar diferentes acciones luego de estar expuesto a determinada combinación de luces, como mostrar una imagen o reproducir un video.

La inclusión de un sensor de luz en un smartphone no supondría un problema mayor. En una era donde tenemos dispositivos con procesadores 64 bits y procesadores de varios núcleos un sensor de luz no afecta el costo de producción ni el precio final de uno de estos productos.

La tecnología de LiFi es simple, pero esto no reduce sus posibilidades. Sus creadores están enfocándose en un principio en ofrecer una solución para tiendas, donde se puede mostrar información sobre un producto al situarse junto a el y exponer el smartphone a la luz situada en un lugar conveniente.

Pero también podría ser una excelente solución para otros espacios. Por ejemplo, un museo, el metro o un centro comercial, donde con solo acércanos al mapa y que nuestro smartphone reciba instrucciones vía LiFi poder abrir un mapa del lugar, o un sitio con información detallada. Podría convertirse en un reemplazo de los códigos QR en espacios públicos que a nadie terminan de convencer.

LiFi continúa todavía siendo nada más que un proyecto en etapa de desarrollo, pero debido a su sencillez y posibilidad de aplicaciones, sumados a su costo bajo, es posible que veamos a la tecnología despegar muy pronto.