Ya lo hemos dicho en varias ocasiones. Kinect ha significado uno de los mayores avances tecnológicos que hemos visto en muchos años. Y es que aun cuando el sistema no ha tenido todo el éxito que gustaría a Microsoft en el campo de los videojuegos, para el del desarrollo ha sido una tremenda revolución.

Sin embargo, no todos pueden permitirse el restrictivo kit de desarrollo para Windows que tiene un costo de alrededor de 249$ dólares, por lo que muchas instituciones han tenido que intentar encontrar otras alternativas. Acer, Asus, Dell, Fujitsu, HP, Lenovo son algunos de los socios de Intel En Intel quieren cambiar eso, y están trabajando duro con la misión de crear un sistema parecido a Kinect que pueda ser aprovechado usando lo que ya tenemos en casa. Es así como han presentado su Intel RealSense 3D, que básicamente se trata de integrar a las cámaras de los ordenadores que comercializan sus socios, una tecnología capaz percibir profundidad, con lo que se obtiene reconocimiento 3D de un modo muy similar al que hace Kinect. Todo esto posible gracias a una cámara de vídeo 1080p y lo último en tecnología capaz de reconocer profundidad.

Lo más importante tras de todo esto, es que la tecnología ya ha forjado múltiples alianzas con las que planea sacar el máximo provecho posible a su invención. Entre las que se han mencionado está Skype (que podrían remover el fondo de las video llamadas y solo mostrar a la persona con la que se habla), Metaio, Scholastic, Autodesk, DreamWorks, y 3D Systems (que bien podrían utilizar la tecnología para el escaneo de objetos 3D que podrían ser modificados para su posterior reproducción con impresoras 3D).

En cuanto a la llegada al mercado, parece que las labores están bastante adelantadas con los fabricantes, por lo que mas adelante este mismo año podríamos ver llegar los primeros ordenadores en equipar la tecnología de Intel.