Una de las novedades protagonistas del evento de NVIDIA en la CES 2014 ha sido la tecnología G-Sync que permite solucionar el screen tearing que sufren los monitores y afecta el rendimiento de los videojuegos modernos, incluso utilizando el hardware más potente. El G-Sync Kit te permite aprovechar la tecnología ya mismo.

En Gizmología ya tuvimos la oportunidad de explicarte los detalles de NVIDIA G-Sync. El problema que intenta solucionar es cuando se mezcla los cuadros por segundo con la tasa de refresco del monitor, lo que resulta en un feo efecto gráfico que se puede apreciar al utilizar videojuegos que hacen uso máximo de las capacidades de un computador. Hasta ahora la solución era V-Sync, pero esto reducía la cantidad de FPS para evitar problemas con el monitor. En cambio, G-Sync sincroniza la velocidad de refresco del monitor con la cantidad de cuadros por segundo procesados por la GPU, permitiendo así una mejor experiencia.

Para que esta sincronización sea posible es necesario contar un monitor compatible. Philips ya ha lanzado una pantalla de 27 pulgadas por 650 dólares que cuenta con la tecnología, que llegará al mercado durante la primera mitad del año. Una opción bastante costosa y por la que hay que esperar. Pero NVIDIA ya ha lanzado el G-Sync Kit.

Este kit «hazlo tú mismo» permite a los usuarios agregar al monitor ASUS VG248QE la tecnología G-Sync por si mismos. Sí, requiere de ciertas habilidades, pero si necesitas esta tecnología ya mismo significa que eres un amante del hardware y seguramente no te hagas mayor problema.

Este monitor de ASUS tiene una pantalla de 27 pulgadas con resolución Full HD y una tasa de refresco de 144 Hz, ideal para videojuegos de última generación. Su precio ha sido recudido recientemente a 279 dólares de los 399 iniciales que ostentaba. Si le sumamos a esto los 199 dólares que cuesta el G-Sync Kit significa que por 480 dólares se puede contar con una pantalla moderna que aproveche la nueva tecnología de NVIDIA. Ya está disponible en tiendas online.