Con la proliferación de las redes WiFi y de los cada vez más numerosos dispositivos que se conectan a ella es un requisito casi imprescindible tener nuestra red monitorizada y controlar qué dispositivos se conectan a la misma. A través de unos sencillos pasos en AppleWeblog os vamos a enseñar a monitorizar nuestra red desde el iPad o el iPhone mediante Fing, una aplicación muy sencilla que nos permite echar un vistazo a los dispositivos de nuestra red.

Fing está disponible de forma gratuita para su descarga en la App Store y es compatible con el iPhone y el iPad, aunque también hay una versión compatible con OS X que se ejecuta a través de terminal y sin interfaz gráfica para los más expertos. Lo primero que tenemos que hacer es descargar la aplicación e instalarla en nuestros dispositivos.

Monitorizando nuestra red

Una vez descargada la aplicación, esta comenzará a escasear nuestra red nada más abrirla por primera vez, mostrando todos los dispositivos conectados a la misma junto con su dirección IP, máscara de Red, así como un identificador único que podremos modificar desde el apartado habilitado a tal efecto dentro de las opciones de la app:

fing

Tal como puede observarse en la imagen superior, la interfaz de Fing muestra, casi en su totalidad todos los dispositivos conectados a nuestra red, y automáticamente nos da la información como su dirección IP y MAC, para que sea mucho más sencillo eliminar su conexión si no reconocemos el dispositivo. Además Fing incluye algunas opciones muy interesantes si hacemos tap sobre el dispositivo en cuestión, tales como escanear los servicios, sacar del reposo al equipo (si es compatible con la función Wake on Lan) o mostrar un Log de la actividad de red del mismos.

fing 2

También podemos comprobar de un solo vistazo los servicios activados en nuestro router para comprobar que estén en funcionamiento y descartar problemas con el mismo en caso de que tengamos algún conflicto de conexión con algún dispositivo:

fing 3

Aunque simple, Fing nos permite comprobar de un vistazo la lista de dispositivos conectados informándonos de todo los parámetros interesantes sobre el mismo. ¿Y por qué es útil? Muy sencillo.

En caso de que haya algún equipo desconocido en nuestra red, es decir, que alguien se esté conectando a la misma porque nuestros cifrado es pobre o hemos dejado abierta la conexión, podemos conocer los datos del dispositivo en cuestión y limitar su conexión a través del cifrado MAC de nuestro router. De esta forma podremos optimizar nuestra red para asegurarnos que solo se conectan a ella los dispositivos que nosotros queramos.

En este caso, cada router tiene su propia configuración para realizar la conexión por filtrado de dirección MAC de los dispositivos, por lo que os tendréis que remitir a la documentación del fabricante de vuestro router para aplicarla y poder así optimizar y aprovechar nuestra conexión al máximo limitada a los dispositivos que nosotros queramos y a ninguno más.

Descargar:Fing, Gratis