Finalmente llegó el final de la CES. Como cada año, la feria convulsionó al mundo de la tecnología por unos días con su ola de anuncios y novedades. Pero la CES 2014 destaca sobre otras ediciones recientes que no habían sabido cumplir sus predicciones de futuro, convirtiendo a la feria en una lista gigantesca de cosas que el usuario común jamás iba a necesitar.

La ausencia de los más grandes (Google, Apple, Amazon) que optan por organizar sus propios eventos se había convertido en una debilidad del evento. Curiosamente, es una debilidad que se puede aprovechar para transformar la feria en un evento mucho más plural. Los anuncios y la cobertura no queda monopolizada por ciertas marcas, como si lo haría si las anteriores se presentarían. Aunque sigue habiendo gigantes de la industria presentes (Samsung, LG por mencionar solo algunos de la lista) estos no opacan por completo la presencia de jugadores medianos y tampoco a los más pequeños.

Con el surgimiento del crowdfunding son muchos los emprendedores de todo el mundo que pueden concretar proyectos que en otra época serían algo imposible por desinterés de inversores, históricamente atraído por opciones seguras donde depositar su dinero. Hubo varios gadgets que se concretaron gracias al financiamiento colectivo (o tienen planeado hacerlo en un futuro) presentes en la CES 2014. Esto demuestra que una completa nueva era puede abrirse para el evento, donde los medios tengan la oportunidad de cubrir más intensamente a pequeños startups y menos a grandes multinacionales.

vizio p-series

Igualmente, las grandes compañías siguen dominando el pulso del evento. LG, Samsung y Sony robaron el protagonismo de la feria. Pero lo que presenta genera muchas mejores expectativas sobre el futuro de la tecnología, algo que no sucedía en otras ediciones. El 3D es un gran ejemplo de los peores años de la feria. Una tecnología que era definida como el futuro pero que los consumidores nunca demandaron y ahora termina siendo matada (completamente o progresivamente) por todas los empresas dando paso al 4K.

CES 2014 me ofrece tecnologías que realmente deseo para el futuro

Sí, los televisores 4K siguen siendo una apuesta muy a futuro pero ya hay modelos más «económicos» (1000 dólares y menos) y no es la única innovación en el campo de los televisores. Particularmente me gusto la promesa de una mayor calidad de color, contraste y brillo prometida por Dolby Vision porque deja de concentrarse en la resolución e innova con nuevas tecnologías que permiten mejorar estas características claves a la hora de evaluar una pantalla.

alienware steam machine

Otro aspecto a destacar de esta edición es el protagonismo del gaming. Históricamente relegado a la E3 o a eventos organizados por Sony, Nintendo o Microsoft, los fanáticos de los videojuegos tuvieron muchas noticias en esta CES, algunas de las novedades se encuentran entre las más importantes de la fería: Steam Machines, nuevo protótipo de Oculus Rift, Playstation Now y más.

El Internet de las cosas fue el mayor protagonista, y es algo que personalmente me pone contento porque lo que promete me parece realmente útil. La mayoría de los dispositivos del hogar, las cosas que vestimos y los autos, no sufrieron cambios muy importantes en las últimas cinco décadas. Integrar conectividad a Internet en todo, con todas las ventajas que esto produce, puede ser el mayor avance de todos estos rubros en 50 años.

autos ces 2014 conectividad

Innovación donde se necesita

Hay que dejar algo en claro: la CES continua siendo una feria de tendencias. Sirve para conocer la dirección de la industria. Los mayoría de los productos presentados no tienen como objetivo llegar al consumidor promedio durante el mismo año, algo que sería imposible con los precios que ostentan. Pero lo positivo del evento este año es que promete un futuro más que interesante, que responde a demandas de los consumidores, donde los protagonistas no son solo los grandes de siempre.