El uso de energía renovable basada en paneles solares fue una de esas grandes promesas del siglo pasado que al final nunca terminó de cuajar. Entre la falta de interés, los elevados precios, y el eterno aplazar para luego el aprovechamiento de estas fuentes de electricidad, fuimos viendo como todo terminó en un gran fiasco.

Son muchas las empresas que han querido crecer usando esta fuente limpia de energía como medio de negocio, y pocas, o casi ninguna, lo ha logrado. Lejos de eso, en el sector hay un largo historial de fracasos probados, por lo que pocos inversores están dispuestos a dejar aquí su dinero, situación que solo genera más desesperanza en que veamos el día en que la energía solar sea verdaderamente viable.

Sin embargo, como en casi todo, de vez en cuando aparece alguna marca con las ganas necesarias de hacer las cosas lo suficientemente bien y tener éxito. Ese es el caso de SolarCity, una empresa estadounidense que se dedica a este rubro, y que desde 2006 ha estado logrando cosechar éxitos donde antes abundaban los fracasos. El uso de baterías evitará fluctuaciones en el servicio La más reciente innovación de SolarCity en el sector, aunque nos parezca simple y una respuesta lógica, soluciona un problema que viene viendo la generación de energía renovable desde hace bastante, tanto con los paneles solares como con los molinos de viento. Se trata del uso de baterías para asegurar el flujo continuo de electricidad, de manera que se pueda evitar la intermitencia de energía cuando las condiciones ambientales son desfavorables.

El modelo de negocio de SolarCity se basa en proveer de manera gratuita los equipos necesarios, que hasta ahora habían sido fundamentalmente paneles solares, y cobrar por el consumo eléctrico, al mejor estilo tradicional. Ahora, planean proveer también baterías bajo las mismas condiciones, con lo que se aseguran de tener clientes más felices a los que seguir vendiendo electricidad aun después de que el sol se ha puesto.

Como dato interesante, las baterías con las que trabajará SolarCity son compradas a Tesla Motors. Y es que quién mejor que la empresa con más presencia en el mundo del automovilismo eléctrico para proveer fuentes de almacenamiento eléctrico con tal capacidad.