Ya hacen tres años desde que Microsoft sorprendió al mundo con una fantástica tecnología que prometía un cambio total en el modo en que interaccionábamos con nuestros videojuegos. Bajo el nombre de Kinect, el nuevo periférico para la Xbox 360 nos permitía controlar la consola sin tener que poner las manos o ninguna otra parte de nuestro cuerpo sobre el Hardware. Simplemente teníamos que movernos, hablar y poco más.

Desde entonces muchas cosas han pasado. La idea de Microsoft trascendió de modos en que la empresa no pudo prever, y aunque aún nos falta por acostumbrarnos a usarla como único modo de comunicarnos con nuestros videojuegos, muchos desarrolladores ya se valen de la tecnología creada por los chicos de Redmond para hacerla funcionar en sus proyectos.

Y poco tiempo tomó a otros fabricantes hacer lo propio. Uno de los primeros fue la propia Samsung, que tiene la dudosa fama de apresurarse a implementar en sus propios productos tecnologías sospechosamente similares a las presentadas por la competencia. Es así como los coreanos ni cortos ni perezosos y ante el potencial que demostró tener el ingenio de Microsoft, decidieron implementar esta características en la nueva generación de sus televisores inteligentes. Han tenido tiempo de mejorar un producto hecho a las prisas Lamentablemente, lejos de funcionar tan bien como lo hace Kinect, el experimento de Samsung transpiraba por los poros el exceso de prisa con el que se implementó la tecnología, siendo que además de tener un reconocimiento de gestos muy flojo, el software tampoco era todo lo armónico que nos gustaría para una experiencia de uso óptima.

Pues bien, los coreanos quieren enmendar los errores del pasado, y es por eso que ya se anuncian listos para llegar saturar el 2014 con sus nuevos Smart TV, en los que han afinado de manera significativa el reconocimiento de gestos. Para ello han mejorado la sensibilidad de su Hardware, haciendo para éste más fácil el reconocimiento de los dedos del usuario, con los que mediante gestos se podrá controlar el volumen, la reproducción y muchas otras características del televisor.

En Samsung quieren mejorar el modo con que el usuario interacciona con el Smart TV, haciéndolo mucho más intuitivo. Sin embargo, hasta no llegar las primeras unidades al mercado seguimos expectantes.